Tribunal Oral en lo Penal Económico n°2.

Cortitas y al pie de TotalNews
Lectura

Al señor Director de Total News: Tengo el agrado de dirigirme a usted en mi carácter de abogado defensor del señor Rodolfo Enrique Trebino quien se encuentra bajo régimen de prisión preventiva a disposición del Tribunal  Oral en lo Penal Económico número dos de la Capital Federal.

 

 

En lo que aquí interesa, el próximo día 7 del corriente mes la hija menor del señor Trebino de tan solo  diez años de edad cumplirá un nuevo aniversario razón por la cual, y dado que dos profesionales en psicololgía infantil que entrevistaron a la niña no tan solo marcaron serios trastornos de conducta de la menor de edad (en exclusiva virtud del desarraigo de su padre)  sino que además  desaconsejaron, por razones mas que obvias, la alternativa de   que la niña visite a su padre en la Unidad Penitenciaria sita en Marcos Paz el mismo día de su cumpleaños  dicha situación motivó a que quien suscribe peticionara ante  el mencionado Tribunal acerca de la alternativa que el señor Trebino fuese trasladado hacia su domicilio particular al solo efecto de tomar contacto por unas horas con su hija menor de edad el día de su aniversario.

 

Los señores magistrados –en línea con el abstruso criterio marcado por el señor Fiscal General de dicho fuero judicial- en una resolución errática resolvieron rechazar toda posibilidad de que el señor Trebino fuese trasladado hacia su domicilio particular el mismo día del cumpleaños de su hija menor de edad  invocando en forma mecánica y automática el art.166 de la ley 24.660 soslayando desembozadamente no tan los  estándares normativos de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño,  sino también los parámetros trazados por el Alto Tribunal y la CIDH en materia de interpretación  de la ley.

 

Sucede que por encima de dicha ley formal (24.660)  emanada del Congreso  Federal, la República Argentina adhirió por propia decisión soberana al marco regulatorio de la l a Convención sobre los Derechos del Niño; de trata de un tratado internacional de las Naciones Unidas, firmado en 1989, a través del cual se enfatiza que los niños tienen los mismos derechos que los adultos, y se subrayan aquellos derechos que se desprenden de su especial condición de seres humanos que, por no haber alcanzado el pleno desarrollo físico y mental, requieren de protección especial.

 

Es el primer tratado vinculante a nivel nacional e internacional que reúne en un único texto sus derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales.(  “Niños de la Calle”;” Villagrán Morales y otros vs Guatemala.”).

 

Obvio es decirlo, dicha Convención reviste rango constitucional ( y convencional) y el superior interés del menor ( y en este caso el deber de resguardar su estabilidad pisco emocional de la menor de edad  s torna una exigencia inexcusable) se erige en un bien jurídico  cuya intangibilidad debe verse inexcusablemente resguardada.

 

              La decisión de los señores  jueces doctores Claudio J. Gutiérrez de la Cárcova, César Osiris Lemos y Luis G. Losada, y también el dictamen del  señor Fiscal General doctor Marcelo Agüero Vera, no tan solo coloca a la República Argentina en posición de responsabilidad internacional sino que constituye un acto aberrante y de altísima perversidad institucional.

 

             Por lo tanto considero saludable, en pos del principio garantístico  básico  referido a  la  publicidad de los actos de gobierno (art.1 CN) que la ciudadanía acceda al conocimiento de la identidad de los funcionarios judiciales que hubieron convalidado  con su  brutal desempeño tamaña tropelía en perjuicio de una niña menor de edad.

 

            Sin otro particular, saludo al señor Director muy atte.

 

           Guillermo J. Tiscornia

           DNI 11. 371.779

           Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.}