Marruecos asume la defensa de los derechos humanos en Venezuela

Adalberto Agozino
Lectura

El Reino de Marruecos es el primer país musulmán, árabe y africano en expresar su preocupación por las violaciones a los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela.Por el Dr. Adalberto C. Agozino

 

La grave situación institucional y humanitaria que vive Venezuela ha transcendido más allá de la región despertando la preocupación del ministerio Asunto Exteriores y de Cooperación Internacional de Marruecos por el deterioro de la vigencia de los derechos humanos para los sectores opositores y la libertad de prensa en Venezuela.
Las tensiones entre Gobierno y oposición cada vez son más fuertes en Venezuela, especialmente tras la decisión de hace unas semanas por parte del Tribunal Supremo de Justicia de asumir las funciones de la Asamblea Nacional, aunque luego parcialmente retirada.
 
Paralelamente a la crisis política, Venezuela vive día a día una crisis económica caracterizada por la inflación más alta del mundo y el desabastecimiento de alimentos y medicinas similar al que suelen vivir los países en guerra.
 
Nicolás Maduro ha respondido a esta grave crisis militarizando sus seguidores para reprimir las marchas opositoras en una confrontación que ha dejado, por el momento, la muerte de veinte manifestantes, centenares de heridos y detenidos tan sólo en el último mes.
 
Diversos países de la región han manifestado su preocupación por la generalización de la violencia y la negativa de Maduro a negociar con la oposición una transición pacífica y a realizar elecciones democráticas y libres.
 
Pero, el único país africano en alzar su voz en defensa de los derechos humanos en Venezuela ha sido el Reino de Marruecos que en esta forma muestra su creciente protagonismo internacional y su vocación por la defensa de las libertades básicas de los seres humanos allí donde los mismos están en peligro.
 
Esta posición contrasta, especialmente, con el apoyo que países como Argelia e Irán prestan al gobierno latinoamericano que más reprime a su pueblo, viola los derechos humanos y restringe las libertades públicas.
 
Es que en Venezuela no se está llevando a cabo revolución de ningún tipo y mucho menos se está construyendo el “socialismo del siglo XXI”, lo único que el chavismo está edificando en forma acelerada es una sangrienta dictadura.
 
 
Precisamente contra esto esta dictadura es que se levanta la voz del pueblo marroquí a través de su gobierno.