Ante la ofensiva judicial, que amenaza con la cárcel por delitos de corrupción, a las principales figuras del kirchnerismo, este sector lanza una contraofensiva para desestabilizar al gobierno con huelgas y movilizaciones.Por el Dr. Adalberto C. Agozino