El líder de Corea del Norte se comporta como un cruel déspota medieval, pero armado con bombas de hidrógeno y misiles de mediano alcance en el candente escenario geopolítico del Mar de China.Por el Dr. Adalberto C. Agozino