La situación que está viviendo el rugby de Banco Hipotecario es lo suficientemente crítica como para que, en no mucho tiempo más, el club deje definitivamente de tener esta práctica deportiva.