De Orion a Rossi, los errores que exponen el arco de Boca

Deportes
Lectura

Todos los arcos del fútbol profesional miden 7,32 metros de ancho por 2,44 metros de alto. Todos. Pero algunos parecen más difíciles de ocupar que otros. Y el de Boca es

uno de esos. O al menos lo es desde hace años.

El error de Agustín Rossi ante Palmeiras dejó al ex Estudiantes en el ojo de la tormenta, justo en el cierre de un semestre que tiene a Boca muy comprometido para avanzar de ronda en la Libertadores y con el cierre de la Superliga, que lidera, por delante.

Sin embargo, los problemas en el arco del equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto vienen de arrastre. El último período del inestable Agustín Orion quedó expuesto en la semifinal de la Copa Libertadores de 2016. Aquella noche, ante Independiente del Valle, el arquero cometió un grosero error que permitió el 3 a 1 momentáneo para los ecuatorianos.

Los 203 partidos en el club (cuatro títulos, uno con un récord de menor cantidad de goles recibidos) se terminaron para Orion aquella noche. Capitán de derrotas dolorosas, se fue a Racing y ahora está en Colo Colo.

Sin Orion, el entrenador pidió por Agustín Marchesín, pero llegó Axel Werner desde Atlético de Rafaela como una apuesta y entonces el buzo de arquero titular quedó en las manos de Guillermo Sara.

Sara atajó 36 encuentros pero su confianza se fue deteriorando a medida que acumuló errores. Contra Estudiantes de La Plata cometió dos fallas graves que hicieron dudar sobre si podría reemplazar a Orion. Luego, justo antes del Superclásico de diciembre de 2016, tuvo una grave lesión en su hombro derecho. El partido previo, ante Racing, había tenido dos flojas intervenciones en los goles de Lisandro López.

Con el ex Rafaela lesionado, le llegó el turno a Axel Werner, otro que llegó desde el mismo club de Santa Fe (a préstamo, ya vendido a Atlético de Madrid). Y si bien jugó poco, apenas atajó en el Superclásico y a la fecha siguiente, un mal rendimiento en el verano de 2017 le quitaron respaldo, su error ante Aldosivi fue lo que terminó por decidir su suerte.

Guillermo había pedido nuevamente por Marchesín y la opción fue Mariano Andújar. No llegó ninguno. Y entonces, por recomendación de Pablo Cavallero (hoy mánager de Vélez), Boca apostó a presente y futuro con Agustín Rossi. Un penal atajado ante Colón en ese mismo verano lo pusieron como titular.

Rossi lleva 51 encuentros en Boca y fue el arquero campeón del torneo pasado. El que cometió ante Palmeiras fue, quizá, su primer error grave. Aunque desde aquel penal contra Huracán en el último minuto en el torneo pasado que su nivel decayó. Errores en las salidas, goles de pelota quieta por su mala ubicación y su edad (apenas 22 años), sumado al bombardeo mediático de Franco Armani en la otra vereda hicieron un cóctel complejo.

En la Superliga le marcaron 17 tantos (es la tercera valla menos vencida del torneo) pero quedó expuesto en la Copa, en una derrota que pone a Boca con riesgo de eliminación. Todo mientras el presidente Daniel Angelici sugiere por lo bajo apellidos como el insólito caso de Gianluigi Buffon o lo más renombrados como Fernando Muslera y Sergio Romero como opciones en el futuro.

Para jugar ante Gimnasia y en lo que queda del semestre, Guillermo deberá resolver si respalda a Rossi o le da rodaje a Sara. El DT analiza y decide. Mientras tanto, el arco de Boca sigue sin tener certezas. Aunque mida 7,32 metros de ancho por 2,44 metros de alto. Como todos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.