Hubo 64 detenidos durante el operativo de seguridad en el Superclásico

Futbol
Lectura

Más de 1000 efectivos pertenecientes a distintas dependencias policiales llevaron a cabo un riguroso control que terminó con más de medio centenar de personas puestas a disposición de la Justicia

El esperado partido que Boca y River jugaron anoche en Mar del Plata como cierre del Fútbol de Verano contó con un gran operativo preventivo en el que participaron más de 1000 efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, afectados específicamente a este torneo y al Operativo Sol 2018, que culminó con 64 personas puestas a disposición de la justicia.

 

Los procedimientos, que contaron con personal de distintas reparticiones policiales y con la colaboración de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (A.PRE.VI.DE), comenzó alrededor de las 18 horas y se dispuso en diversos puntos dentro del complejo José Minella y en las inmediaciones del lugar.

 
 

El eje de los controles estuvo en el ingreso dinámico de los simpatizantes de ambos clubes y la restricción de aquellos sin admisión, en la prevención de incidentes, la reventa de entradas y la aparición de trapitos en las cercanías del recinto deportivo.

 

El encuentro futbolístico, del que participaron ambos públicos, finalizó con 64 personas puestas a disposición de la justicia, de las cuales 30 por tenencia de estupefacientes y 34 por infracción a la ley de deportes (entre ellas 21 que viajaban en un micro interceptado en la calle M. Bravo y C. Barros de Mar del Plata).

 

Durante el operativo, se montaron controles en ambos ingresos al estadio con un sistema de cuádruple cacheo para requisar a los hinchas, que permitió una fluida entrada de los mismos al estadio y un control minucioso de admisión, a través del sistema de detección de código QR de los documentos de los simpatizantes de ambos equipos.

Asimismo, la Policía también hizo uso del dispositivo morpho touch, utilizado para detectar las huellas dactilares y verificar si una persona posee pedido de captura o un antecedente delictivo.

 

Además, los uniformados realizaron controles vehiculares e identificaciones en la vía pública en las inmediaciones de la cancha.

 

En el despliegue intervinieron un total de 1000 efectivos pertenecientes a las siguientes dependencias de la Policía de la provincia de Buenos Aires: Jefatura Departamental de Seguridad, Grupo Halcón, Seguridad Vial, Investigaciones, Drogas Ilícitas y Crimen Organizado, Delitos Complejos, Direcciones de Infantería y Caballería, el GAD Policía motorizada, Dirección de Bomberos, Explosivos, Superintendencia de Seguridad Siniestral, con la colaboración de la Dirección de Aeronáutica con helicópteros, Policía Local, personal del REBA, y otras áreas ministeriales.

 

fuente infobae

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.