En una dura semana, los Spurs volvieron a caer y quedaron al borde de la eliminación

Basquet
Lectura

Fue 110 a 97 ante Golden State. El entrenador Gregg Popovich, cuya esposa falleció el miércoles, no estuvo en el estadio. El próximo podría ser el último partido de Manu Ginóbili.

 

Los Spurs, sin Gregg Popovich en el banco luego del fallecimiento de su esposa el miércoles, cayeron 97-110 en San Antonio ante los Warriors y quedaron al borde de la eliminación en los playoffs de la NBA.

Los texanos perdieron sus dos primeros partidos en la cancha de Golden State y, con 0-3 en la serie, están a un encuentro de decir adiós a la postemporada. Además, ese próximo juego podría significar nada menos que el último de Emanuel Ginóbili como jugador NBA.

Los locales se mantuvieron en partido hasta el descanso, cuando solo caían por seis puntos, pero a partir del tercer cuarto los visitantes aceleraron y los Spurs, con un equipo repleto de veteranos, no pudieron seguirlos. La diferencia, una vez más, volvió a ser la cantidad de recursos ofensivos con los que cuenta uno y otro equipo.

Y eso que los Warriors no han podido contar para esta serie con su base estrella Stephen Curry, por lesión. Pero no lo extrañaron. No en vano, el primer partido lo ganaron por 19 puntos (113-92), el segundo por 15 (116-101) y el de este jueves por 13.

La campaña de San Antonio ha estado marcada por las lesiones, entre ellas la de su mejor jugador, el alero Kawhi Leonard, quien solo disputó nueve choques. Además, al cierre de la temporada regular sufrieron varias caídas inesperadas y vieron pasar la oportunidad de clasificar en una mejor posición para evitar jugar contra los los dos mejores equipos del Oeste, entre los que se encontraba Golden State. 

El estelar Kevin Durant (se retiró con una torcedura en uno de sus tobillos), con 26 tantos, nueve rebotes y seis asistencias, fue el mejor de los vigentes campeones y estuvo siempre bien acompañado por dos de los otros tres All-Star del equipo: Klay Thompson (19 tantos y cuatro rebotes) y Draymond Green (10 puntos, siete asistencias y siete rebotes).

Por el lado de los Spurs, LaMarcus Aldridge, con 18 puntos y 10 capturas, estuvo demasiado solo y quedó encerrado ante una defensa rival que tomó nota de su importancia casi vital en el esquema ofensivo de los Spurs y duplicó las marcas sobre él. 

Manu Ginóbili, que podría haber disputado el penúltimo partido de su carrera a sus 40 años, permaneció 16 minutos en cancha pero no pudo anotar (aportó dos robos, dos rebotes y una tapa). Sus compañeros bases Tony Parker (16 puntos) y Patty Mills (14) fueron los otros anotadores destacados en el equipo texano. 

Los Spurs jugaron un día después del deceso de la esposa del entrenador Gregg Popovich, Erin, quien libró una larga batalla contra una enfermedad no precisada. Erin y Gregg Popovich se casaron hace cuatro décadas, y tenían dos hijos y dos nietos.

Pesar. El banco de suplentes de San Antonio, a pocos minutos de finalizar el tercer encuentro de la serie ante Golden State. /Ronald Cortes/Getty Images/AFP

Pesar. El banco de suplentes de San Antonio, a pocos minutos de finalizar el tercer encuentro de la serie ante Golden State. /Ronald Cortes/Getty Images/AFP

San Antonio no mostró algún video conmemorativo ni propuso guardar un minuto de silencio antes o durante el partido. Fue un esfuerzo aparente para que sus jugadores se tomaran este encuentro como algo rutinario. Resultó imposible.

El entrenador, que no estuvo en la cancha, se ausentó para acompañar a su familia. El asistente Ettore Messina dirigió el equipo en su lugar.

El cuarto juego se disputará de nuevo en San Antonio este domingo a las 16:30. 

Los Pelicans volvieron a derrotar a los Blazers y son la sorpresa del Oeste

En Nueva Orleans, los Pelicans pasaron por encima a los Portland Trail Blazers 119-102 y ya acarician las semifinales de la Conferencia Oeste.

El montenegrino Nikola Mirotic, imparable en el tercer juego entre los Pelicans y Portland. (AP Photo/Veronica Dominach)

El montenegrino Nikola Mirotic, imparable en el tercer juego entre los Pelicans y Portland. (AP Photo/Veronica Dominach)

Los locales ya ganaron sus dos juegos como visitantes en Portland y lideran el tope 3-0. El sábado, de nuevo en su casa, podrían firmar su clasificación.

Con un Nikola Mirotic encendido desde el principio, los locales tomaron una ventaja de 16 tantos en el primer cuarto, que ya no soltaron.

Mirotic acabó el encuentro con 30 puntos, ocho rebotes y una espectacular serie en el lanzamiento de 12/15 y fue el complemento ideal para Anthony Davis, quien a su vez finalizó con 28 tantos y 11 capturas.

De certificar su pase, New Orleans daría la primera sorpresa de la postemporada. Y es que los pupilos de Alvin Gentry terminaron en la sexta posición del Oeste, por el tercer lugar de los de Portland.

Philadelphia sorprendió a Miami y lidera la serie 2 a 1

Por otra parte, en el primer juego de la velada, los Philadelphia 76ers recuperaron a su pívot estrella Joel Embiid y, con él en pista, volvieron las victorias para su equipo. Los Sixers derrotaron 128-108 a los Heat en Miami y recuperaron el factor cancha.

Joel Embiid volvió al ruedo y fue una pieza clave para la holgada victoria de los Sixers ante Miami. Eric Espada/Getty Images/AFP

Joel Embiid volvió al ruedo y fue una pieza clave para la holgada victoria de los Sixers ante Miami. Eric Espada/Getty Images/AFP

Embiid, que jugó con una máscara, no defraudó en su regreso, firmó 23 puntos y resultó clave en el último cuarto con varias canastas de media y larga distancia y una imponente defensa interior.

El encuentro estuvo marcado por la igualdad hasta ese periodo, en el que los Sixers machacaron a sus rivales con un parcial de 32-14.

Junto al pívot, uno de los máximos favoritos a hacerse con el premio al Mejor Jugador Defensivo del Año, volvió a marcar diferencias el novato Ben Simmons, con 19 tantos, 12 capturas y siete asistencias.

 

fuente clarín

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.