Cuánto cobrarán los argentinos de la NBA y cómo hizo Ginóbili para conseguir el segundo mejor contrato de su carrera

Basquet
Lectura

Las particularidades de los acuerdos de los argentinos que estarán en la mejor liga del mundo en la temporada 2016/17

 

Por el momento son cuatro los argentinos que tienen contrato para comenzar la temporada 2016/17 de la NBA. Los tres que ya habían jugado en las últimas temporadas (Manu Ginóbili, Luis Scola y Pablo Prigioni), y Nicolás Brussino, que se sumó de manera sorpresiva a Dallas Mavericks.

Cada contrato tiene su particularidad. Desde Brussino, que tiene un acuerdo parcialmente garantizado, a Manu Ginóbili, que cobrará el segundo mejor contrato de su carrera, algunos detalles y curiosidades de los acuerdos de los jugadores argentinos:

Nicolás Brussino (23 años): su vínculo es por tres años parcialmente garantizados y 2.498.982 dólares. De los 543.471 dólares de la primera temporada, sólo están garantizados 100.000. La fecha límite para que el equipo ejecute el resto del contrato es el 20/10/16. El segundo año es por 905.249 y el tercero por 1.050.262.

Una extensión de contrato por un cuarto año sería por 1.488.038, pero en ese caso, el jugador puede estudiar mejores ofertas.

Pablo Prigioni (39 años): firmó con Houston un contrato mínimo para un jugador de su edad. Su contrato es por dos años y US$ 2.229.953, pero la segunda temporada no es garantizada y la opción de ejecutar la cláusula de continuidad o rechazarla es de la franquicia. El primero es por 1.050.961 dólares. El segundo, sería de 1.178.992 dólares.

Luis Scola (36 años): su contrato es simple, por un año y 5,5 millones de dólares. Podría tener un extra de 500.000 dólares por objetivos que deben designarse. En 2017 será agente libre.

Manu Ginóbili (38 años): firmó por un año y 14.000.000 de dólares. Su arreglo merece una explicación. El bahiense tenía un año más de contrato pero con una cláusula que le permitía rechazar el acuerdo para escuchar mejores ofertas o si decidía retirarse del básquetbol.

Cuando rompió el contrato, Manu tenía la idea de seguir en la NBA, pero había muchas cosas sin resolver.

Para empezar, hay que decir que en la NBA rige el nuevo contrato de TV que inyectó 24.000 millones de dólares por nueve temporadas. Eso llevó el tope salarial de los equipos de 68 a 94 millones. Pero además, los equipos están obligados a gastar un mínimo de 84 millones de dólares por el nuevo convenio con los jugadores.

San Antonio tenía la intención de contratar a Kevin Durant, agente libre de Oklahoma City, o a Pau Gasol, de idéntica condición de Chicago Bulls. Durant eligió irse con Golden State, y los Spurs acordaron la incorporación de Pau Gasol.

Con LaMarcus Aldridge y Pau Gasol en el equipo, las posibilidades de Tim Duncan se redujeron y el emblema de la franquicia se retiró. Eso liberó algo de espacio en el tope salarial.

Pero la clave de todo fue que Philadelphia, que quiere rearmar la franquicia con un plantel muy joven. Buscaba un jugador veterano que le transmitiera identidad al equipo, y le ofreció a Manu 16 millones por una temporada. La cifra parece muy elevada para un jugador que está por cumplir 39 años. Pero los Sixers apenas tienen contratos por 66 millones para esta temporada, y la Liga lo obliga a gastar un mínimo de 84, por lo que se vio obligada a realizar buenas ofertas para llegar al mínimo y qué mejor que hacerlo con un jugador de garantía de rendimiento, como Ginóbili.

San Antonio le había hecho una oferta inicial por 4,6 millones de dólares a Manu, según informó Yahoo! Sports, pero la movida de Philadelphia los puso en un aprieto. Los Spurs ya tenían cinco salarios que superan los 10 millones de dólares: LaMarcus Aldridge (20,5), Kawhi Leonard (17,6), Gasol (14,6), Parker (14,4) y Green (10). Por ese motivo dejaron partir a Boris Diaw, David West y Rasual Butler.

Patty Mills con un contrato vigente de 3,2 millones era el único jugador que quedaba dentro del sistema original. El resto son jugadores jóvenes: Dewayne Dedmon, Kyle Anderson, Dejuante Murray, Ryan Arcidiacono... Manu Ginóbili pasó a ser una pieza más que importante para sostener la estructura. Y ya había hecho un esfuerzo grande con una reducción de sueldo para encontrar espacio en la temporada anterior para contratar a LaMarcus Aldridge.

En ese contexto, la franquicia eligió retener a un jugador fundamental durante los últimos 15 años y que conoce como nadie el esquema de juego que pretende Popovich. Hizo justicia y le devolvió al argentino el status económico que merecía y que estaba desequilibrado por aquellas negociaciones. Así llegó a su segundo mejor salario de la historia, después de los 14,1 millones de la temporada 2012/13.

Pero para que eso ocurra, fue decisiva la participación de Philadelphia, que metió la cola en un mercado revuelto y obligó a redefinir las estrategias de los Spurs.

Fuentes: Basketball Insider y Sportrac.com.

jt/ae

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.