Cuál es la estrategia del hombre que acercó la NBA al básquetbol nacional

Basquet
Lectura

El argentino Juan Uro, vicepresidente ejecutivo de la NBA en el área de estrategia global y finanzas, anticipó: "Para la NBA el juego de Toronto Raptors con San Lorenzo es apenas el comienzo".

 

La visita resultó mucho más importante que en otras ocasiones. La NBA llegó a la Argentina para anunciar el acuerdo con San Lorenzo para su partido de octubre en Toronto, pero sus planes no se agotan allí. El desembarco de los directivos de la liga estadounidense parece traer más noticias alentadoras para el básquetbol nacional. La claridad en el mensaje del argentino Juan Uro, el vicepresidente ejecutivo de la NBA en el área de estrategia global y finanzas, expone que la intención de la organización de básquetbol más importante del planeta es poner definitivamente un pie en el país que ya colocó nueve jugadores en la mejor liga del planeta.

Uro no llega desde el mundo del básquetbol, pero su palabra en el corazón de la elite tiene peso. Nació en La Plata hace 41 años. Pasaba sus días en el Club Universitario mientras estudiaba ciencias económicas en la UNLP. Cuando cursaba la carrera comenzó a trabajar en el Ministerio de Economía de la provincia de Buenos Aires y después en el de la Nación. Allí fue asesor durante casi seis años. En 2002 pasó a desempeñarse en McKinsey, una consultora estratégica global que se focaliza en resolver problemas relacionados con la administración estratégica: sus servicios son utilizados por las mayores empresas de negocios del mundo, gobiernos e instituciones. Uro trabajó allí durante 10 años, siempre vinculado con las finanzas y las estrategias globales. La NBA anotó su desempeño y en junio de 2015 lo sumó. "Siempre fui un apasionado del deporte. En la escuela elegía jugar al básquetbol", cuenta Uro sobre sí.

-¿La relación de la NBA con la Argentina puede seguir creciendo en los próximos años?

-Me parece que están creadas las condiciones como para solidificar la relación. Se está haciendo un trabajo muy bueno. La Liga está mejorando el nivel del básquetbol. San Lorenzo le ha dado un salto más. Y eso le da un plus al mercado del básquetbol en la Argentina. Me parece que en estas condiciones la NBA puede apoyar con distintas acciones concretas. Este partido con San Lorenzo es una de ellas. Eso puede generar más pasión por el básquetbol en la Argentina.

-¿Eligieron a San Lorenzo porque es el campeón, por la influencia de Marcelo Tinelli o por la imagen del club en la Liga?

-Las cosas surgen medio de casualidad. En este caso, los equipos brasileños que han jugado antes con la NBA conocían distintos actores que sabían de San Lorenzo. Y así se gestó la idea. Después creció en la cabeza de Marcelo [Tinelli] y la de Matías [Lammens] el sueño de jugar contra la NBA, y lo vieron posible. Nosotros teníamos la intención de meternos en la Argentina, sobre todo porque las condiciones referentes al básquetbol han cambiado. Entonces, cuando esas cosas confluyen, lo que es un sueño puede transformarse en una realidad.

-Este partido con San Lorenzo es un primer paso. ¿Hay más pasos de la NBA por dar con el básquetbol argentino?

-Jugar un partido y nada más no sirve mucho. No es una inversión transformacional para el deporte. Nosotros ya hemos jugado 33 partidos en Latinoamérica. Y lo hemos hecho de una forma muy consistente en México y en Brasil. Lo que buscamos es consistencia. Para la NBA el juego con San Lorenzo es apenas un comienzo. Veamos cómo sale y sigamos pensando en cosas más importantes.

-¿Ginóbili, Scola y Nocioni son o fueron un buen impulso para que se llegara al acuerdo?

-Sin dudas. La Generación Dorada ha puesto a la Argentina en un nivel altísimo. No sólo en el mundo, sino también en la NBA. Cuando se habla de la Argentina dentro de la NBA, está bien claro que se relaciona con el conocimiento del juego y con la pasión por el deporte. Se traduce en lo que han hecho Manu y Luis [Scola] en la competencia. Ellos llevaron al básquetbol a un nivel que las generaciones siguientes deben mantener y subir otro escalón. Este partido entre San Lorenzo y la NBA es una contribución a todo lo que ellos hicieron por el básquetbol de la Argentina.

-Antes a David Stern y ahora a Adam Silver se los ha escuchado hablar con admiración de Ginóbili y Scola. ¿Qué los sedujo?

-La inteligencia. Ellos no sólo son jugadores que dejan todo en la cancha sino que también tienen pasión por el país y por el juego... No sólo Manu, que es parte de la historia de la NBA, sino también Scola es muy escuchado. Cuando Toronto jugó en Londres, Luis hizo declaraciones y Adam [Silver] estuvo muy atento porque Luis se pronunció en favor de jugar más partidos internacionales. Tomó nota de esa idea. Son jugadores muy escuchados en la liga. Tienen una visión global y una sapiencia muy importantes.

-¿Cuánto creció el producto NBA en América y en la Argentina?

-Ha crecido, en especial en Brasil y en México, por encima de lo que lo hizo en la Argentina. Pero sucedió por una cuestión macro y un contexto diferente del juego. En cuanto a experiencia y conocimiento de los hinchas, la penetración de la NBA en la Argentina es importante. Por algo la Argentina tiene medallas olímpicas y otros países no. Y eso, sin dudas, influyó directamente en tener al décimo jugador del país, Nicolás Brussino [incorporado por Dallas], en la NBA.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.