Primer gol de San Lorenzo: polémica y desprolijidad, pero justicia

Deportes
Lectura

El primer gol de San Lorenzo llegó con polémica. Aunque conviene aclarar de entrada: el tanto de Nicolás Blandi fue bien concedido. El asistente Javier Uziga levantó la bandera porque creyó

ver que, luego de un centro de Ariel Rojas, la pelota había rebotado en un jugador del Ciclón antes de que le quedara a Blandi. Pero ocurrió que el balón había impactado en un futbolista de Tigre. Fernando Espinoza se acercó a Uziga y empezó el debate a través del intercomunicador. Pasaron varios segundos para que el árbitro marcara como válida la jugada. Es decir, no cobró lo que le había marcado el línea Uziga.

 

El procedimiento fue desprolijo. Así lo definió un ex árbitro de trayectoria ante la consulta de Clarín. Y también aclaró que la intercomunicación se da solamente entre los cuatro árbitros. La sensación de VAR encubierto estuvo. Pero la transmisión televisiva a cargo de TNT Sports no repitió la jugada hasta tanto Espinoza no sancionó el gol. Así, no había manera de que el cuarto árbitro Nazareno Arasa hubiera observado la jugada. Tampoco le pudieron avisar desde el banco de suplentes de San Lorenzo porque nadie había accedido a la reiteración de la jugada.

La situación se pareció bastante a la ocurrida el jueves por la noche en el Cilindro, cuando al árbitro Anderson Daronco le avisaron que había amonestado a Exequiel Palacios en lugar de Leonardo Ponzio. El árbitro brasileño volvió sobre sus pasos y expulsó al capitán de River.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.