Les costó para poner primera. Rafael Nadal y Novak Djokovic, quienes ya saben lo que es ser campeón en la Caja Mágica de Madrid, el segundo de los tres Masters 1000 de la gira de arcilla con destino en Roland Garros, sufrieron para ganar con lo justo en el debut.