Cortan una autopista en Brasil para pedir intervención militar

Internacionales
Lectura

No eran tantos. La policía computó unos cincuentena motociclistas. Pero fueron suficientes para bloquear la salida desde la capital paulista a la autopista Régis Bittencourt que lleva a los municipios del

Gran San Pablo. El corte, poco después de las 18 horas, provocó un congestionamiento de varios kilómetros. ¿Quiénes eran? Hombres, jóvenes y maduros, que defendían la “intervención militar” y proclamaban: “Limpieza general entre los Poderes”. Ellos ya se habían manifestado, de esta forma intempestiva, durante el paro brasileño de camioneros de fines de mayo.

La huelga camionera causó enormes pérdidas a la agroindustria brasileña
Mirá también

La huelga camionera causó enormes pérdidas a la agroindustria brasileña

Entonces, como también ahora, pregonaban al lado de los transportistas la urgencia de una “intervención” de las Fuerzas Armadas. Los manifestantes siguen, en realidad, a uno de los candidatos con mayor popularidad: el ex capitán (del Ejército) y actual diputado Jair Bolsonaro. Este parlamentario es la figura de sus sueños; tanto que él mismo quiso subrayar su enlace con los uniformados. Pidió al general retirado Augusto Heleno, ex comandante de las fuerzas de paz en Haití, que se sumara a su fórmula presidencial como vice.

Jair Bolsonaro cvon sus seguidores

Jair Bolsonaro cvon sus seguidores

Desde el punto de vista de Bolsonaro, se trataba de un “matrimonio perfecto”. Lo que este candidato no previó es que Heleno rechazaría la oferta y las razones no pudieron ser más explícitas. El partido al que está afiliado el militar, el Republicano Progresista (PRP) –con apenas 3 diputados federales—juzgó que la participación del general en la vicepresidencia “no acarreará votos a la organización”. Ahora, el derechista Jair está a la búsqueda de alguien que lo acompañe y parece que ha encontrado la figura posible: la abogada Janaina Paschoal, que tuvo una participación protagónica en el impeachment contra Dilma Rousseff.

En verdad, la clase política brasileña no avisora un triunfo definido de Bolsonaro; aún cuando este aparezca en las encuestas con 17% de las intenciones de voto, bien arriba del 6% de Geraldo Alckmin (del PSDB); del laborista Ciro Gomes, con 11% y de Marina Silva (Red Sustentable) cuya cosecha bajó a 13%. Todo esto se visualiza en las encuestas en las que el ex presidente Lula da Silva no aparece como candidato.

La economía de Brasil tuvo su peor mes en 15 años: en mayo cayó un 3,34 por ciento
Mirá también

La economía de Brasil tuvo su peor mes en 15 años: en mayo cayó un 3,34 por ciento

La “inviabilidad” del candidato ultraderechista está asociada a uno fenómeno creciente en Brasil: la llamada “tasa de alienación”. Son los votantes que decidieron, al menos por ahora, huir del escenario electoral y que piensan abstenerse, anular o votar en blanco el 7 de octubre próximo. Representan hoy 41% del electorado. Se trata de una cifra “inédita” desde el retorno a la democracia en 1985. Justamente, por esa razón, los especialistas dicen que es tan difícil para un postulante definir quién será su vice: “Todavía no hay una definición clara entre los propios políticos sobre qué perfil personal busca hoy el ciudadano brasileño”.

Este fenómeno realimenta la incertidumbre, no sólo en la población sino en los propios partidos políticos. Y se expresa por las dificultades para conformar alianzas multipartidarias que garanticen presencia a nivel nacional. El 4 de agosto es el “dead-line” para la presentación de las coaliciones ante el Superior Tribunal Electoral. Y todavía no se divisa ninguna.

Lejos de lo que podría pensarse, desde la lógica, estas coaliciones partidarias no tienen como base la identificación de acuerdos programáticos. Más que en otras oportunidades, lo que se “canjea” entre las agrupaciones es el tiempo que tienen asignado para la propaganda televisiva. Es que si para algo sirvió el Lava Jato fue, precisamente, para dificultar las contribuciones privadas.

El ex gobernador de San Pablo y favorito del establishment Geraldo Alckmin, no remonta en las encuestas . AFP

El ex gobernador de San Pablo y favorito del establishment Geraldo Alckmin, no remonta en las encuestas . AFP

De allí la apuesta esencial a la presencia en TV. Para tener una idea: el candidato Geraldo Alckmin (del PSDB) tiene, por su partido, una duración de spots de 1 minuto y 11 segundos. Si pudiera concretar la alianza que busca con antiguos aliados podría llegar a 2,53 minutos. Mas datos: Ciro Gomes, el laborista que pretende ungirse en presidente, apenas llega a 25 segundos. Para garantizar su visibilidad televisva precisa sí o sí conseguir aliados. Para eso, negocia estos días con la derecha orgánica: el partido Demócratas (DEM), más otros más a la izquierda como el Partido Socialista Brasileño. Su aspiración era conseguir el respaldo del Partido de los Trabajadores, con 1,27 minutos propios. Pero el PT le dio la espalda.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.