Los españoles tuvieron que alargar un nuevo modelo de submarino porque no flotaba: ahora no entra en el muelle

Internacionales
Lectura

La Armada española tiene un verdadero dolor de cabeza: el nuevo submarino S-80 Plus, que a causa de sus errores de diseño, costará el doble de lo calculado originalmente. El último

inconveniente roza lo insólito: luego de ser alargado porque tenía problemas de flotabilidad, se descubrió que no entra en los muelles del puerto de Cartagena, su base prevista.

El cálculo fallido obligará al Ministerio de Defensa español a invertir 16 millones de euros para dragar y extender el sitio de atraque a las dimensiones del submarino, según informó el diario madrileño El País. Así, cada uno de los cuatro S-80 Plus a ponerse en servicio costará cerca de 1.000 millones de euros, prácticamente el doble de lo presupuestado originalmente.

La base naval de Cartagena, en una escena de archivo. Sus muelles deberán ampliarse para que pueda atracar el nuevo submarino S-80 Plus. (EFE)

La base naval de Cartagena, en una escena de archivo. Sus muelles deberán ampliarse para que pueda atracar el nuevo submarino S-80 Plus. (EFE)

El primer inconveniente fue detectado en 2013: los ingenieros descubrieron que el submarino era aproximadamente 100 toneladas más pesado de lo necesario, lo que impedía su regreso a la superficie una vez sumergido. Luego de distintos estudios, descubrieron que la flotabilidad podía mejorarse alargando el casco.

Según el diseño original de la empresa estatal Navantia, el submarino contaba con un largo de 71 metros y 2.200 toneladas de desplazamiento. Luego de la reforma, el largo pasó a 81 metros y el peso trepó a 3.000 toneladas.

Según le dijo un ex funcionario español a la agencia AP en ese momento, alguien había puesto un punto decimal en el lugar equivocado, y "nadie prestó atención para revisar los cálculos".

La ministra de Defensa española, Margarita Robles, reconoció en declaraciones radiales que hubo "deficiencias en el proyecto”, pero aseguró que “ya están corregidas y que es absolutamente viable”.

La administración del ex jefe del Gobierno español Mariano Rajoy, encargado de iniciar el proyecto, dejó preparado el expediente para aprobar la modificación de los costos de construcción, pero no llegó a aprobar las nuevas cifras. Así que será ahora el Ministerio dirigido por Margarita Robles el que deba asumir el trámite con urgencia para que no se paralice la construcción.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.