Las sospechas de ventas de bebés manchan la organización de Teresa de Calcuta

Internacionales
Lectura
La organización fundada por la madre Teresa de Calcuta, Misioneras de la Caridad, en la India, dice estar consternada y dolida después del arresto de una monja y un empleado, acusados de de haber vendido niños a padres adoptivos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
"Estamos totalmente consternados por lo que sucedió en Ranchi (este de India). Nunca debería haber sucedido", indicó la organización creada en 1950 por la religiosa Teresa. "Es contrario a nuestras convicciones morales. Estamos estudiando el tema cuidadosamente. Tomaremos todas las medidas para evitar que este tipo de incidente se repita", dijo la fundación en un comunicado.

El escándalo estalló hace una semana luego de que las autoridades locales de protección al menor informaran a la policía de que faltaba un bebé recién nacido en el hogar, que se dedica a albergar a mujeres solteras embarazadas y madres con problemas. El personal del albergue dijo en un primer momento que la madre soltera del bebé se lo había llevado, pero la policía halló evidencia de que dos sospechosos habrían vendido al recién nacido a una pareja del vecino Uttar Pradesh por unos 1.750 dólares, informó el "New York Times".

En la India, el proceso de adopción es complicado, por lo que surgió un lucrativo "mercado negro" de bebés.

La policía detuvo a la hermana Konsalia Balsa y la trabajadora social Anima Indwar en uno de los hogares de la organización en la capital de Jharkhand, acusados primero de tráfico de seres humanos -que se pena con hasta cinco años de cárcel-, pero la policía indicó que se los podría acusar por otros cargos más. Se estima que habrían vendido tres niños, y se sospecha que habrían intentado a vender un cuarto bebé, de dos meses de vida, por 1.500 euros. A los padres, una pareja de Uttar Pradesh, les dijeron que la adopción propuesta era legítima y que el dinero era para gastos hospitalarios.

La policía sostiene que la monja Balsa confesó en un video, publicado por un sitio web, su papel en el caso de tráfico de bebés, pero el obispo de la ciudad de Ranchi, capital del estado de Jharkhand, asegura que la confesión se obtuvo bajo presión yacusó a la policía de "tratar a toda la organización de Madre Teresa como una banda criminal". Líderes políticos del Estado de Bengala Occidental, donde está radicada la orden religiosa, opinaron que el caso es parte de una campaña anticristiana promovida por el Bharatiya Janata Party, el partido gobernante.

El Ministerio para la Mujer y el Desarrollo Infantil anunció inspecciones en las sedes de Misioneras de la Caridad Jharkhand mientras la justicia india puso en la mira de sus investigaciones a los hospitales adonde fueron entregados los niños. "Habiendo conocido los últimos casos de adopciones ilegales llevadas a cabo por Misioneras de la Caridad en Jharkhand, Maneka Gandhi (ministra para la Mujer y la Infancia) ordenó a todos los estados la inspección inmediata de los hogares para menores dirigidos por Misioneras de la Caridad en todo el país", dijo el Ministerio en un comunicado.

Las Misioneras de la Caridad tienen 13 orfanatos en todo el país, pero en 2015 renunciaron a entregar bebés en adopción.

Bajo el nombre de Nirmala Shishu Bhawan, la red de hogares de las Misioneras de la Caridad proporciona refugio, comida, atención médica y educación a niños abandonados e indigentes, incluidos aquellos con necesidades especiales en toda la India. Sin embargo, el agosto de 2015 renunciaron a entregar bebés en adopción para evitar darlos a padres solteros. Al hablar sobre la decisión de no ofrecer adopciones, la hermana Amala dijo entonces: "Las nuevas pautas dañan nuestra conciencia. Ciertamente no son para personas religiosas como nosotros ... ¿Qué pasaría si el padre soltero a quien le damos vuelta a nuestro bebé quiere ser gay o lesbiana? ¿Qué seguridad o educación moral obtendrán estos niños? Nuestras reglas solo permiten que las parejas casadas adopten".

Las cifras oficiales de la Comisión Nacional de Protección de los Derechos de los Menores, publicadas por el diario británico"The Guardian", indican que la India tiene más de 230.000 menores en refugios oficiales, pero las estimaciones extraoficiales del número de huérfanos en el país llegan hasta los 30 millones. Sin embargo, a pesar de haber una lista de espera de unos 15.000 padres, desde principios de 2016 hasta marzo de 2018 solo se produjeron 2.671 adopciones, tanto por la burocracia reinante como porque se trata de una práctica tabú para los sectores más conservadores y religiosos de la sociedad.

El proceso de adopción es muy lento y requiere una autorización de un tribunal que puede llegar a tardar hasta cuatro años en el sobrecargado sistema judicial indio, resultando en un "mercado negro" de que se convirtió en un gran negocio en India. Se calcula que unos 100.000 niños desaparecen cada año. Muchos de ellos son vendidos por familias pobres pero en otros casos son secuestrados en hospitales o estaciones de tren. Para muchas parejas en India el proceso legal de adopción es complicado, algunas recurren a métodos ilegales, como pagar sobornos a instituciones de caridad u hospitales.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.