Peligra el futuro de Angela Merkel por una crisis política inédita en Alemania

Union Europea
Lectura

La canciller no logró acuerdos para formar nuevo gobierno tras su débil triunfo electoral de setiembre. Es la peor crisis política en 70 años.

Su famoso pragmatismo esta vez falló. Angela Merkel, considerada la mujer más poderosa del mundo y la garante de la estabilidad tras la llegada al poder de Donald Trump, se enfrenta a un futuro incierto.

Junto a su partido, la Unión Cristiano-demócrata (CDU), Merkel fracasó en las negociaciones para formar un nuevo gobierno a partir de su débil victoria en las elecciones de septiembre. Pero la canciller, en el poder desde 2005, está dispuesta a volver a ser candidata en unos eventuales comicios anticipados. Lo prefiere antes que gobernar en minoría, una opción que ella considera un riesgo de permanente inestabilidad.

“Hice lo que pude. Y habíamos avanzado mucho. Estábamos en la recta final”, aseguró la canciller después de la abrupta salida de las conversaciones para formar gobierno del Partido Liberal FDP, que dejó al país conmocionado y al mundo político como después de un terremoto.

Si hay elecciones, “estaré otra vez a disposición”, aseguró Merkel, quien seguirá en funciones hasta tanto haya un nuevo Ejecutivo.

Aunque en otros países con sistema parlamentario es habitual que la formación de gobierno se demore o que se gobierne en minoría, para Alemania la situación actual implica la peor crisis política desde 1949. Nunca antes un partido que había ganado las elecciones no consiguió formar gobierno. Y nadie sabe todavía qué solución habrá.

La palabra la tiene ahora el presidente, Frank-Walter Steinmeier. “Estamos en una situación que nunca se ha dado en la historia de la República Federal de Alemania, en casi 70 años“, recordó hoy Steinmeier, quien tiene la potestad de aprobar un gobierno de minoría o de disolver el Parlamento y convocar a nuevas elecciones.

El jefe de Estado se reunió hoy con Merkel y citó a los líderes de las otras fuerzas (mañana, Los Verdes, y el miércoles, los socialdemócratas) a conversar en busca de una salida a la crisis.

Las palabras de Steinmeier parecían dirigidas sobre todo a su Partido Socialdemócrata (SPD, cuyos líderes hoy repitieron que no están dispuestos a reeditar la actual coalición (en el gobierno interinamente) con la CDU de Merkel, en lo que sería la salida más fácil al embrollo actual. El SPD de Martin Schulz obtuvo en septiembre un resultado históricamente pobre, de apenas el 21 por ciento de los votos, lo que lo llevó a pasar a la oposición.

La irrupción de nuevas fuerzas políticas está tornando cada vez más difícil formar alianzas sólidas con mayorías estables en Alemania. En el Parlamento actual hay seis bancadas, entre ellas la de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), con la que nadie quiere gobernar, y también los postcomunistas de la Izquierda, que aunque participan en ejecutivos regionales desde hace años, no son vistos como un socio posible a nivel federal sobre todo por sus posiciones en materia de política exterior, como sus críticas a la OTAN.

Peligra el futuro de Angela Merkel por una crisis política inédita en Alemania

Negociaciones. La decisión final está ahora en manos del presidente Frank-Walter Steinmeier, quien puede disolver el Parlamento y llamar a elecciones. En la foto, hoy, con Angela Merkel (AP).

Las encuestas de última hora indican que la mayoría de los alemanes (un 63%, según el canal público ARD) prefiere votar de nuevo, probablemente en marzo. Los sondeos prevén que se repitan los votos de septiembre con el temor de un nuevo crecimiento de la extrema derecha. Aunque varios analistas hablan de su momento de mayor debilidad y pese a que su partido perdió un millón de votos a los ultraderechistas, no hay por ahora dirigente que pueda hacer sombra a Merkel.

La canciller venía negociando la formación de un gobierno desde hacía un mes. Consultó con los Verdes y con el Partido Liberal FDP. Mientras los primeros flexibilizaron sus posturas hasta el “umbral del dolor”, según dijo uno de sus principales dirigentes, los liberales optaron finalmente por dar el portazo. La coalición conocida como Jamaica, por los colores que identifican a los partidos, hubiera sido una total novedad a nivel federal en Alemania.

 

fuente clarín

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.