El futuro de Silicon Valley bajo amenaza por las medidas migratorias de Trump

USA
Lectura

 

Donald Trump, el actual presidente de los Estados Unidos, no es un amigo de la inmigración. No solo está en contra del libre movimiento de personas, ha creado una serie de órdenes ejecutivas y propuestas legislativas para reducir, parar e incluso contrarrestar la llegada de trabajadores de otras nacionalidades.

Las ramificaciones de estas decisiones son difíciles de medir hoy en día, pero la comunidad internacional se está frotando las manos ante la posibilidad de que emprendedores, desarrolladores, científicos y otros ciudadanos con altas calificaciones laborales y educativas dejen de encontrar Estados Unidos como un lugar atractivo donde asentarse, trabajar, establecer negocios, generar patentes o continuar con sus investigaciones.

 
 

La parada temporal y amenazas de restricciones futuras en las cifras de visas H-1B, las más utilizadas en Silicon Valley para conseguir a trabajadores extranjeros que pueden hacer tareas que los nacionales no pueden, y tres asesinatos xenófobos a residentes de origen indio en las últimas semanas, están haciendo a muchos reconsiderar su futuro en Estados Unidos.

Japón, China, Francia, Canadá e Israel ya tienen planes en diferentes estados de gestación para atraer todo el talento que las políticas de Donald Trump expulse de forma activa o pasiva.

Y Combinator, la mayor incubadora de startups tecnológicas del mundo, y cuna de nacimiento de empresas multimillonarias como Airbnb (31.000 millones de dólares) o Dropbox (más de 10.000 millones de dólares) ha iniciado trámites para realizar una base en Vancouver, Canadá para evaluar la posibilidad de invertir en fundadores que no puedan acceder a Silicon Valley en California por las reglas migratorias de Donald Trump.

Vancouver es ya un hub tecnológico muy importante. Aunque incapaz de competir con Silicon Valley de tú a tú, su proximidad con la escena tecnológica y académica de Seattle, y las redes sociales de protección del gobierno canadiense, particularmente en temas de sanidad, podrían hacerla mucho más atractiva durante los próximos años.

El clima xenófobo está causando a muchos científicos e ingenieros abandonar Estados Unidos
 

Francia está trabajando en duplicar el número de visas a iraníes para 2017, hasta casi las 100.000. La comunidad iraní en Estados Unidos es una de las más prominentes en diferentes campos de la tecnología, la sanidad y la biotecnología. Arrebatar profesionales, académicos y científicos iraníes a Estados Unidos podría crear un pequeño vacío a largo plazo.

El candidato a la presidencia Emmanuel Macron envió un mensaje claro a los científicos que estén trabajando en los campos de ciencia climática: “Venid a Francia, por favor”. La administración de Donald Trump emitió una orden que impedía a las agencias del país encargadas publicar los datos recopilados sin aprobación política previa.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo." alt="Robin Li , fundador de Baidu" />
Robin Li , fundador de Baidu (Qilai Shen / Bloomberg)

China, la que más tiene que ganar

En China, Robin Li, fundador de Baidu, ha afirmado en múltiples ocasiones que Donald Trump es percibido como “anti-inmigración” y que sus medidas ayudarán a China a atraer talento global. Baidu tiene varias oficinas y subsidiarias en Estados Unidos, que utiliza para conseguir trabajadores cualificados en diferentes zonas del país, particularmente en Silicon Valley.

“Estados Unidos no tiene los suficientes trabajadores cualificados como para construir los iPhone”
 
TERRY GOU

El objetivo de Li es que si Pekín relaja las medidas y cuotas de inmigración para científicos e ingenieros, China podrá reafirmar su rol de líder en varios campos con potencial a futuro. Hoy en día China ya es el país que más artículos científicos publica en diversos campos de alta proyección inmediata como el aprendizaje automático, uno de los componentes de la inteligencia artificial que se adapta a los modelos de negocio actuales.

Terry Gou, el taiwanés fundador de Foxconn, el mayor fabricante de electrónica de consumo ha declarado que si Donald Trump quiere fábricas tendrá que “abrir la cartera”. Foxconn cuenta con fábricas de hasta 500.000 empleados en China.

Por si fuera poco, Gou volvió a remarcar que “Estados Unidos quizá no tenga profesionales suficientemente calificados” para producir tecnología de la misma forma que China sí lo tiene. Las diferentes medidas inmigratorias de Donald Trump solo exacerbarán este problema.

fuente lavanguardia

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.