Desde Seúl, Donald Trump invita a Corea del Norte a la mesa de negociaciones y llegar a un acuerdo

Internacionales
Lectura

Se alejó de su discurso belicista y amenazante, y se mostró optimista al sugerir que "al final, todo se resolverá".

Si bien no habló sobre conversaciones directas, el presidente estadounidense, Donald Trump, instó a Corea del Norte a "sentarse a la mesa" de negociaciones y "llegar a un acuerdo"; un giro en su retórica inflamada contra el régimen de Pyongyang.

En su primer día de visita en Seúl, en el marco de su gira por Asia, Trump tomó distancia de de su agresiva retórica hacia Corea del Norte y adoptó un tono más optimista al sugerir que "al final, todo se resolverá". Y si bien dijo que Estados Unidos podría utilizar la fuerza militar si fuera necesario, se mostró más partidario que nunca a gestionar las crecientes tensiones con Pyongyang a través de diplomacia.

Así se expresó durante la rueda de prensa conjunta con el mandatario surcoreano, Moon Jae-in.

Desde Seúl, Donald Trump invita a Corea del Norte a la mesa de negociaciones y llegar a un acuerdo

Trump durante la conferencia de prensa junto al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in. /Bloomberg

"Tiene sentido que Corea del Norte se siente a la mesa y llegue a un acuerdo que sea bueno para la gente de Corea del Norte y para el mundo", dijo Trump. "Sí veo algo de movimiento", dijo.

Señaló que ha visto "mucho progreso" en relación a Corea del Norte, aunque no llegó a decir que quisiera conversaciones diplomáticas directas.

"Dios quiera que nunca tengamos que usar" la fuerza militar contra Corea del Norte, indicó tras subrayar la fuerza estadounidenses en la región, donde han sido desplegados submarinos y portaaviones como advertencia al país estalinista.

"Corea del Norte es una amenaza para todo el mundo. Millones de vidas inocentes se ven amenazadas por el régimen", indicó.

También llamó a China y a Rusia a hacer uso de su influencia sobre el país. "Llamamos a toda nación responsable, incluyendo a China y Rusia, a que exijan al régimen de Corea del Norte que acabe con sus programas de armas nucleares y de misiles".

A su vez, calificó a Corea del Sur como "un antiguo aliado de Estados Unidos. Somos socios y amigos que combatieron juntos en la guerra", dijo, y añadió que no permitirá que Pyongyang "amenace lo que hemos construido".

"Estados Unidos está preparado para defenderse a sí mismo y a sus aliados utilizando toda la gama de sus capacidades defensivas", añadió.

Corea del Norte debe hacer lo correcto no sólo por sí misma, sino por el bien de todo el mundo, indicó Trump, en vista de que el país sabe "que Estados Unidos es más fuerte que nunca".

Aunque el presidente garantizó a los surcoreanos su apoyo militar, también aseguró que las relaciones comerciales bilaterales deben volver a negociarse porque el acuerdo actual no es justo ni demasiado exitoso.

Por su parte, el presidente Moon dijo que Trump accedió a incrementar el arsenal de misiles surcoreanos ante las amenazas de Pyongyang. El mandatario "reafirmó su compromiso de hierro en defender a Corea del Sur", señaló en la conferencia de prensa conjunta.

"Acordamos trabajar para resolver el tema nuclear norcoreano de manera pacífica de modo de traer la paz a la península coreana", dijo. A la vez que instó a su vecino a acabar con sus provocaciones, Moon añadió que su país está dispuesto "a ofrecer a Corea del Norte un futuro brillante".

Moon, un dirigente liberal de izquierda, saludó a Trump por el aniversario de su victoria en las elecciones hace un año. "Usted ha dado ya grandes pasos para volver a hacer a Estados Unidos grande de nuevo", dijo. Ese fue el lema de la campaña del dirigente republicano, que fue elegido el 8 de noviembre del año pasado.

Fuente: dpa y AP

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.