Irán le responde a Arabia Saudita y lanza una nueva amenaza: "Conocen el poderío de la República Islámica"

Internacionales
Lectura

El presidente Hassan Rohani advierte que ni siquiera Estados Unidos pudo detener al pueblo de su país

 

 

En medio de la tensión creciente durante los últimos días, el presidente de Irán Hassan Rohani alertó hoy a  Arabia Saudita de que tenga cuidado con "el poderío" de su país y abrió así un nuevo episodio del cruce de amenazas y reproches que protagonizan ambos países, principalmente en relación con la guerra de Yemen.

 

"Conocen el poderío y el lugar de la República Islámica. Gente más poderosa que ustedes no pudo hacer nada contra el pueblo iraní", aseguró Rohani durante un discurso en el consejo de ministros dirigido a los saudíes.

"Estados Unidos y sus aliados movilizaron todos sus medios contra nosotros y no pudieron hacer nada", agregó refiriéndose a la guerra iniciada en 1980 por Irak contra la joven República Islámica, con el respaldo de los occidentales, que terminó ocho años después con un retorno al statu quo anterior.

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed ben Salma
El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed ben Salma. Foto: Reuters

Irán es el principal rival regional de Arabia Saudita, aliada de  Estados Unidos . Los dos países respaldan bandos opuestos en los principales conflictos de Medio Oriente.

"Queremos el bien y el desarrollo de Yemen, de  Irak , de  Siria e incluso de Arabia Saudí. No hay más vías que las de la amistad, la fraternidad y la ayuda mutua", declaró Rohani.

"Si piensa que Irán no es su amigo y que Estados Unidos y el régimen sionista son sus amigos, comete un error de estrategia y de cálculo", señaló el dirigente iraní.

La tensión entre  Irán y Arabia Saudita aumentó tras la intercepción el sábado por la noche sobre Riad de un misil balístico disparado por los rebeldes yemeníes hutíes apoyados por Irán.

Agencia AFP

 

 

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.