El primero de ellos fue Ricardo Siri, más conocido como Liniers. El reconocido dibujante se llevó la categoría de Mejor Publicación para Lectores Novatos –incluye publicaciones para lectores de hasta 8 años– por el libro Buenas noches, Planeta. La historia tiene como personaje principal a un perro de peluche. “Después de un largo día de saltar en las hojas secas y leer sus libros favoritos, esta niña está agotada. Pero su muñeco favorito, Planeta, recién arranca: se hace amigo de un perro, come una galletita y da un salto hacia lo desconocido”, describe la reseña. Tras recibir la condecoración, Liniers se mostró contento en sus redes sociales y agradeció por el apoyo recibido.

Más tarde llegaría otro reconocimiento para el historietista Pablo Tunica, quien ganó en la categoría Russ Manning –en homenaje al creador de Tarzán– que reconoce al artista revelación, es decir, a los que llevan menos de dos años dentro del mercado norteamericano. “Es un honor muy grande. Junto con Liniers éramos los únicos dos argentinos nominados este año y los dos nos llevamos el premio. Es una alegría inmensa”, comentó Tunica a PERFIL. El trabajo por el que logró el Eisner es una serie de dos números: un spin off de las Tortugas Ninjas para explorar otros personajes de su universo. “Mis editores me permitieron experimentar con el estilo. Poder hacer ambos números me hizo muy feliz”, detalló.

En 2002 Eduardo Risso fue el primer argentino en obtener un reconocimiento de este tipo. En ese momento el rosarino consiguió ser el Mejor Artista del Año y la empresa para la cual trabajaba (DC Comics) le propuso realizar una serie completa de Batman. Hoy en día viaja entre Rosario y España, donde forma parte de la icónica tira Torpedo, que se relanza luego de 17 años. Y Risso recrea al famoso asesino a sueldo Luca Torelli.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.