Submarino: decide Aguad el destino de jefes suspendidos

Politica
Lectura

El ministro había afirmado por escrito que el submarino estaba apto para navegar basándose en un informe que confeccionó el propio comandante del San Juan un mes antes del viaje fatal. 

 

El ministro de Defensa Oscar Aguad tiene en sus manos el destino de los dos oficiales superiores que había separado del servicio el ex titular de la fuerza, Marcelo Srur. Se trata del contralmirante Luis López Mazzeo, ex Comandante de Adiestramiento y Alistamiento y del capitán de navío Claudio Villamide, ex comandante de la Fuerza de Submarinos quienes están suspendidos del servicio a raíz de una resolución de Srur que fue pasado a retiro obligatorio por disposición del ministro a mediados de diciembre de 2017. 

 

El jefe naval despedido había iniciado un legajo disciplinario a raíz del siniestro y desaparición del ARA San Juan. En sendas resoluciones Srur marcó responsabilidades a López Mazzeo y a Villamide acusándolos de negligencia y otras graves calificaciones, en esencia por permitir la salida y operación de una nave que en su apreciación- no estaba en condiciones de hacerlo. Ambos elevaron descargos refutando cada una de las imputaciones y las carpetas recalaron en la dirección de Asuntos Jurídicos del ministerio de Defensa a cargo de Juan Mocoroa. El abogado cordobés es una de las espadas que resguarda de costos políticos a Aguad, quien debería expedirse sobre la cuestión de fondo, el retorno a la actividad o el pase a retiro de los dos altos jefes. Decisión incómoda. El ministro echó a Srur justamente tras reprocharle por inexactas ciertas afirmaciones en aquellas resoluciones sobre el estado y condiciones operativas del San Juan. El contenido de esa carta personal fue publicado por este diario en su edición del 7 de febrero pasado. 

 

El ministro basó el cuestionamiento a Srur en un dato objetivo: un informe del comandante del San Juan con calificación favorable sobre la aptitud para navegar que tenía el submarino. En ése escrito Aguad señala a Srur que; "un acto administrativo se encuentra viciado" si se basa en hechos falsos. El párrafo fulminante del ministro dice; . . . "advierte el suscripto que no se tuvo en cuenta al momento de dictar el acto administrativo mentado (n.r. la suspensión de servicio a los jefes sancionados), el Informe N° 07/17 "S", Letra: SUSJ, 3FY de fecha 5 de septiembre de 2017 confeccionado por el Capitán de Fragata Pedro Martín Fernández; a la sazón, comandante del SUBMARINO ARA SAN JUAN. 

 

En el referido informe, que fue elevado al COMANDANTE DE LA FUERZA DE SUBMARINOS, se confeccionó un ÍNDICE DE CALIFICACIÓN DE ESTADO DE MATERIAL (I.C.E.M.) en cumplimiento de lo ordenado en el punto 3.1.5 inc. 3 del "PLAN ANUAL NAVAL DEL COMANDO DE LA FUERZA DE SUBMARINOS" (PLANACOFS) N°01/2016 "C". 

 

El mentado índice, representa el estado actualizado del material naval SUBMARINO ARA SAN JUAN al 1 de septiembre de 2017. La conclusión a la que arribó allí el capitán Fernández es que el buque se encontraba en condiciones de "BUQUE HABILITADO" y, concretamente, que el referido índice ascendía a una calificación de 4.25. Y, por tanto, que se encontraba en condiciones de navegabilidad".

 

El dilema de Mocoroa es cómo alinear la pieza escrita por Aguad con un resultado positivo sobre la condición de "suspendidos" de López Mazzeo y Villamide. Circo de varias pistas, lo que resuelva Aguad no contentará a todos los públicos en particular la querella. 

 

El contenido de los descargos también forma parte de cientos de fojas bajo estudio en el juzgado federal de Caleta Olivia que investiga qué sucedió con el submarino. Es que esa causa se inició por denuncia del propio ex comandante de Adiestramiento y Alistamiento, López Mazzeo, tras la desaparición del San Juan. Por caso, los allanamientos que ordenó la jueza Marta Yáñez a instalaciones de la Armada en busca de datos y documentos se basó en el escrito del capitán Villamide quien puntualizó cada reparación y actividad de mantenimiento al San Juan con indicación de fecha, lugar, ente que lo llevó a cabo y resultado final de la intervención. Los procedimientos de la jueza casi siguieron la hoja de ruta que marcó Villamide en su descargo. 

 

El jefe interino de la Armada, vicealmirante infante de marina, José Villán, aprovechó el impasse en la decisión Aguad y completó casi toda la cúpula naval. Puertas adentro de la Marina nadie cree ya en el interinato de Villán. Se diría que no queda espacio para una reincorporación salvo por orientación de la política. Hay un caso que lo confirma, el actual jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general Bari del Valle Sosa fue rescatado de la condición de disponibilidad, presidió el Instituto de Obra Social del Ejército (IOSE) y terminó en la cúspide del poder militar. 

 

fuente ambito

autor Edgardo Aguilera

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.