Revocan un fallo sobre el hermano de Facundo Jones Huala y debe volver a la cárcel

Politica
Lectura

La Cámara Federal de Casación en Buenos Aires revocó la excarcelación concedida a Fausto Jones Huala –hermano del lonko Facundo Jones Huala detenido en Esquel- y a Lautaro González en el

marco de la causa que se les tramita por usurpación y acciones violentas en contra de la autoridad en el predio de Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche.

Se trata del lugar en el que falleció el 25 de noviembre de 2017 Rafael Nahuel en el marco de un operativo de Prefectura Naval. Ambos militantes bajaron con el cuerpo del joven hasta la ruta, tras haber recibido un disparo en la nalga afectando sus órganos vitales.

Integrantes de la comunidad mapuche Lof Lafken Winkul y se estima que miembros de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), entre otros grupos radicalizados, habían ocupado el área en septiembre pasado.

Con los votos de los magistrados Eduardo Riggi y Lilian Catucci y la disidencia de Alberto Mahiques, el organismo judicial resolvió hacer lugar al pedido de revocatoria solicitado por el fiscal general Mario Sabas Herrera. El 29 de noviembre por la noche el juez Gustavo Villanueva había dispuesto la liberación de los militantes mapuches que estaban alojados en dependencias de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. La medida fue cuestionada por el fiscal en una primera instancia ante la Cámara Federal de General Roca (que lo denegó) hasta llegar a la cámara porteña. Ahora, la defensa de los mapuches podrá apelar como último recurso ante la Suprema Corte de Justicia.

En su fallo los jueces dan por establecido que los mapuches atacaron aquel 25 de noviembre a una patrulla del Grupo Albatros con armas de fuego. De acuerdo al informe entregado al juez Villanueva por el Departamento de Caracterización de Materiales, a cargo de la científica Adriana Serquis en marzo de este año, tanto Jones Huala como González tenían restos de pólvora en sus manos, señal de que pudieron disparar armas. En el caso de Nahuel se encontraron partículas pero los estudios no son concluyentes y seguirán otras instancias, según lo dispuso el juez Villanueva.

“El accionar desplegado por Jones Huala se encamina a entorpecer el curso de la investigación llevada a cabo contra otros miembros de su organización”, argumentaron los jueces porteños. “Ingresó a un predio que se encontraba custodiado por fuerzas federales, para brindar apoyo a los individuos que ya habían sido desalojados con anterioridad”, siguen. Al tiempo que reconocen que él junto a un grupo de militantes emprendieron un “alzamiento en armas”.

“Nos encontramos frente a un individuo que forma parte de una organización que ha demostrado una escasa predisposición a ajustar su proceder a las reglas sociales de conducta y convivencia (…) han efectuado manifestaciones públicas instando a realizar acciones que se dirigen a desconocer el estado de derecho y las instituciones legalmente constituidas”, agregan.

“Los sucesos investigados son el resultado y forman parte de una lucha constante que vienen llevando a cabo individuos de algunas de las comunidades que allí habitan, las cuales constituyen un movimiento y que a todas luces revelan la intencionalidad de los mismos de no acatar las directivas impartidas por el órgano judicial”, señalan.

Los jueces detallaron que a Jones Huala “se le secuestró un cuchillo en su poder minutos después de haberse producido un enfrentamiento con las fuerzas federales”.

“El pensamiento del encartado y su consecuente proceder confesado en relación a su participación en el denominado Movimiento Mapuche Autónomo -MAP-, revela un estado de beligerancia y de confrontación con las autoridades legalmente constituidas, que nos impone remarcar ciertos criterios propios, exigibles y necesarios de la convivencia democrática y que derivan del respeto del orden Constitucional y legal de la Nación”, concluyen.

De acuerdo a la versión de los integrantes de Albatros, una patrulla se encontró con 25 individuos en la parte alta del terreno en Mascardi. De inmediato comenzaron a ser atacados primero con piedras y luego con armas de fuego, algunas de grueso calibre. Los Albatros respondieron usando dispositivos con pintura hasta que se vieron obligados a replegarse y disparar con MP5.

Como resultado, Nahuel recibió un impacto fatal y otros dos heridas menores. No llegaron a ser tratados por médicos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.