La ley de tarifas deja al desnudo las tensiones en el PJ, pero también en Cambiemos

Politica
Lectura

Con la idea de abroquelar al oficialismo, el ministro de Energía y Minería Juan José Aranguren se reunió el lunes a la noche en el Senado con los integrantes del interbloque

Cambiemos. Hizo su exposición, arrancaron las preguntas y ahí lo inesperado: el funcionario que había ido a cerrar filas, las terminó abriendo. Fue cuando mencionó que el valor de la nafta tenía un retraso cercano al 40% y que en el segundo semestre debería ajustárselo, aunque según las fuentes consultadas no dijo si por completo.

Mirá también

Con la firma de Cristina Kirchner, la oposición obtuvo dictamen para tratar el proyecto de reducción de tarifas la semana que viene

Un importante senador radical lo cruzó: "¿Pero vos querés que nos tengamos que ir del Gobierno de una patada en el culo?". Imperturbable, Aranguren le retrucó que las tarifas estaban desreguladas pero que si el Senado quería, podía trabajar en una ley que las regule.

Los radicales se fueron de la reunión masticando bronca. Tanta, que ni se quedaron -como si lo hicieron los macristas Federico Pinedo y Humberto Schiavoni- a atender a la prensa. "Nos dieron dos noticias. La buena era que íbamos a tener que comer mierda. La mala era que no iba a alcanzar para todos", resumió el encuentro un radical.

Plenario de comisiones discute la ley de tarifas este martes en el Senado.

Plenario de comisiones discute la ley de tarifas este martes en el Senado.

El mal humor en el oficialismo alcanza también a como la Casa Rosada manejó la negociación por el proyecto de tarifas. Dicen que el Gobierno se apuró demasiado al anunciar que en caso de ser sancionada, vetaría la ley.

Eso, argumentan algunos en el bloque de Cambiemos, achicó demasiado los márgenes de las negociaciones.

Mirá también

Marcos Peña da un nuevo informe en Diputados pero lo esperan preguntas incómodas del Peronismo Federal

"Los propios senadores peronistas admiten que es una ley que tiene defectos y que puede perjudicar a las arcas de las provincias en caso de ser sancionada. Pero como saben que Macri la va a vetar, la votan igual sin pagar costos", interpretó un integrante de la bancada oficialista.

Cristina Kirchner debió bajar a la comisión a firmar el dictamen.

Cristina Kirchner debió bajar a la comisión a firmar el dictamen.

En el PJ, es cierto, hay muchos senadores que critican que el proyecto que aprobó Diputados retrotrae las tarifas a noviembre. Consideran que se trata de algo impracticable desde lo operativo y que, además, las empresas de energía de las provincias no tienen fondos para reintegrar a los usuarios.

El proyecto también genera tensiones en el peronismo. Quedó al desnudo con la firma en disidencia del dictamen por parte cuatro senadores de la bancada que conduce Miguel Pichetto. En la reunión de bloque de la semana pasada supuestamente se había acordado que toda la bancada acompañaría el despacho.

Mirá también

Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto: el PJ no gobierna pero apunta a una propuesta superadora

"Lo de las disidencias va a desgastar más al bloque, pero no lo va a romper", sostuvo un destacado senador del PJ.

Dato aparte: por las repentinas ausencias del cordobés Carlos Caserio y del santafesino Omar Perotti, para poder dictaminar el PJ debió reemplazarlos sobre la hora por el formoseño José Mayans y el jujeño Guillermo Snopek.

Si hay tensiones en el peronismo, el kirchnerismo juega a que se noten. Ayer en el FpV resaltaban que los cuatro que firmaron en disidencia recién lo hicieron cuando Cristina Kirchner acompañó el despacho. "Ahí quedó en evidencia que si el proyecto no avanzaba era por culpa de esos cuatro", decían en el kirchnerismo. Hasta último momento el Gobierno especuló con que alguno de esos disidentes no firmase.

Además de la disputa política, podría sobrevenir una legal. "Los asuntos de materia tributaria deben iniciarse por Diputados", apuntó el K Marcelo Fuentes. En Cambiemos lo rechazan: "La creación de impuestos debe iniciarse por Diputados, pero esto es una rebaja".

Federico Pinedo, presidente provisional del Senado.

Federico Pinedo, presidente provisional del Senado.

Más allá de esa cuestión, con el proyecto de rebaja al IVA en las tarifas el oficialismo dio una pirueta en el aire. Hasta el domingo negaban cualquier chance a una iniciativa de esas características por el impacto fiscal que tendría.

Pinedo dijo este martes que el costo fiscal estimado que se manejaba para la rebaja del IVA era de entre 10.000 y 20.000 millones de pesos. Pero que como "se recaudará más de lo previsto por la devaluación y por la inflación el costo fiscal será casi nulo", completó el senador del PRO.

Mirá también

Reuniones con gobernadores: Mauricio Macri recibió a Insfrán, el más opositor

Habrá que ver, por otro lado, la reacción de los diputados oficialistas ante esta iniciativa. Cuando se discutió tarifas en la Cámara baja, el Gobierno no aflojó y debieron votar en contra a disgusto. Elisa Carrió directamente se ausentó.

Senadores Marcelo Fuentes y Beatriz Mirkin.

Senadores Marcelo Fuentes y Beatriz Mirkin.

A los senadores de Cambiemos, en cambio, sí la Casa Rosada les dio la chance de mostrarse "comprensivos" ante la sociedad con el problema de las tarifas.

 

 

 

 

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.