"He-Man", el policía que les pasaba datos a los narcos

Politica
Lectura

"He-Man" era un personaje de ficción que defendía su reino con fuerza sobrenatural y una espada mágica. El pelo rubio y largo le llegaba casi hasta los hombros. El suboficial José

Luis Dabat, integrante de la Policía Federal, no tenía poderes especiales, pero sí una cabellera que se asemejaba a la del héroe del dibujo animado. Por eso el apodo con el que todos los conocían: sus compañeros de la Fuerza y los narcos, con los que de acuerdo a la Justicia colaboraba.

Dabat está siendo juzgado en una causa en la que el principal apuntado es Delfín Zacarías, un narco santafesino al que el 5 de septiembre de 2013 le secuestraron, en un chalé familiar del Gran Rosario, 300 kilos de pasta base y mil litros de precursores químicos. El entonces secretario de Seguridad, Sergio Berni, la definió como “la cocina más grande de droga del país” allanada hasta ese momento.

Como en otros casos, la investigación volvió a vincular a los vendedores de drogas con la Policía. Dabat era una pieza importante en la organización que incluía a la mujer de Zacarías, a dos de sus hijos, a la pareja de uno de ellos y a un policía de Santa Fe que llegó a ser jefe de la Brigada Operativa de Drogas. Son once los que están siendo juzgados.

En la última audiencia se expusieron los audios que involucran al policía federal con la banda. “Me llamó He-Man para que cierre la persiana de allá, de la Rubia”, comenta en un llamado telefónico Ruth Castro, ex esposa de uno de los hijos de Zacarías.

El dato que pasó Dabat fue clave para que cuatro allanamientos a búnkeres del barrio La Cerámica utilizados para la venta de drogas dieran resultado negativo.

Las escuchas presentadas ayer fueron ratificadas por los policías de la Federal Diego Brunetti y Jorge Romero, quienes participaron de la investigación contra la banda de Zacarías.

Así lograron establecer que su compañero estaba involucrado con los narcos. Un elemento despertó sospechas: He-Man tenía un auto de su propiedad trabajando para una remisería que regenteaba la familia Zacarías.

En un primer dictamen Dabat había logrado que se le dictara falta de mérito.

El policía argumentó que su relación con Zacarías era estrictamente comercial: su único vínculo era, según dijo, el de la remisería. Negó además que lo llamaran He-Man, un alias que se repetía en las escuchas interceptadas a la banda.

Cinco compañeros de la Federal cambiaron su situación procesal: declararon que lo llamaban como el dibujo animado porque “tiene el pelo castaño claro y en su momento lo usaba largo; por eso el apodo, por el dibujito animado”.

Dabat y sus contactos eran vitales para el grupo. La misma noche que lo detuvieron Zacarías reclamó desde la alcaidía de Rosario, utilizando un celular –aun cuando estaba incomunicado--, que lo ubicaran. Ese pedido no pudo cambiar su suerte. Tampoco la de He-Man. Los dos están siendo juzgados desde el mes pasado: Zacarías como organizador y encargado de financiar a la banda; He-Man y el resto por tenencia, por producción y comercialización de drogas.

En otra causa por lavado de activos adquiridos a partir de las ganancias producidas por el tráfico de estupefacientes fue procesado el líder de la organización. Para Dabat, en cambio, se dictó falta de mérito.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.