La última encuesta peronista que encendió un alerta entre los peronistas

Politica
Lectura

La intención, dice el estudio en su arranque, es "aportar información en relación al posicionamiento actual de peronismo y sus dirigentes". Y aunque remarca que "continúa el fuerte rechazo de la

población al rumbo del país y la política económica", cuando pasa al "punto de vista electoral", el pronóstico para el PJ sigue con nubes.

La encuesta es de un histórico consultor que mide para el partido, Hugo Haime. Fue uno de sus sondeos, por caso, el que empujó a los legisladores peronistas a votar la ley -luego vetada- para frenar la fuerte suba de tarifas en servicios públicos. Haime hace un estudio mensual, nacional, que circula -previo pago- entre dirigentes del peronismo y varios empresarios. Según la coyuntura, se van agregando preguntas de actualidad.

Este último trabajo es un anexo de la medición de junio. Se relevó entre el 15 y el 24 del mes pasado, 1.000 casos, con un margen de error de +/- 3,2 puntos. Clarín accedió al informe completo de 16 páginas.

Mirá también

Una diputada ultra K se inspiró en Elisa Carrió y presentó un proyecto para regular las propinas

Las principales conclusiones de Haime:

a) Continúa el vacío dirigencial.

b) El potencial electoral de Cambiemos se ubica en niveles similares a los obtenidos en primera vuelta, mientras sería derrotado en segunda por los principales dirigentes justicialistas. La fortaleza electoral de Cambiemos hoy reside en M. E. Vidal.

c) Por el lado del Peronismo, el mayor caudal electoral lo mantiene Cristina Kirchner, mientras el espacio que denominamos provisoriamente Peronismo Renovador (Massa, Urtubey, Randazzo, Gobernadores) no logra aún afirmarse como alternativa.

La ex presidenta y senadora Cristina Kirchner. al tope en la intención de voto entre los peronistas.

d) Entre los dirigentes del Peronismo Renovador quien muestra mayor caudal electoral continúa siendo Sergio Massa.

e) Si bien el segmento de adherentes críticos es importante y un sector de estos teóricamente podría abandonar a Cambiemos persiste entre estos la baja permeabilidad a dirigentes de origen peronista.

La encuesta marca así limitaciones del peronismo no kirchnerista para ampliarse acaso en el peor momento del Gobierno nacional. Cambiemos (con Macri y Vidal) y el kirchnerismo, con Cristina, mantienen por ahora los principales caudales electorales.

Encuesta nacional de Hugo Haime.

Según el trabajo de Haime, Vidal con el 18,6% y Macri con el 14,8% le dan al oficialismo un total de 33,4% de intención de voto para una elección presidencial. Los escolta, sola, Cristina con 29,2%. Massa (para quien el consultor trabajó en la última elección) aparece tercero pero lejos: 12,2%.

El resto de los peronistas miden poco y nada por sí solos: Alberto Rodríguez Saá 4,1%, Juan Manuel Urtubey 4%, Florencio Randazzo 3,4% y José de la Sota 1,7%.

Encuesta nacional de Hugo Haime.

Cuando se ve la comparación desde septiembre del año pasado, aparecen algunos datos interesantes:

- Vidal casi no sufrió alteraciones en la intención de voto, pese a los cimbronazos de la economía.

- Lo de Macri es más oscilante, aunque a su favor repuntó 2,1 puntos entre mayo y junio.

- Salvo un bajón post electoral, en noviembre de 2017, Cristina mantiene un piso alto cercano a los 30 puntos.

- Aunque lejos del resto, Massa flota siempre por arriba de los dos dígitos.

Encuesta nacional de Hugo Haime.

Otro ejercicio de coyuntura que agregó Haime en esta medición fue incorporar tres nombres que se vienen mencionando como potenciales candidatos del partido: el economista Roberto Lavagna -que trabaja con Massa-, Felipe Solá -cada vez más lejos del Frente Renovador y coqueteando con los K- y el conductor Marcelo Tinelli. En esta encuesta, los tres midieron menos de 4 puntos.

El sueño del balotaje

Más allá de estos alertas para el peronismo no K -la polarización entre Cambiemos y Cristina, y la resistencia del votante desencantado oficialista de votar a un dirigente del PJ-, la gran y única apuesta de este sector sigue concentrándose en llegar a un balotaje. En la encuesta de Haime, todos -incluida la ex presidenta- aparecen ganándole a Macri/Vidal en una segunda vuelta.

Otros sondeos de otros encuestadores marcan lo contrario: aun en baja, la fortaleza del oficialismo prevalecería en un balotaje.

En un punto medio, quizá lo más atinado sería decir que hoy un mano a mano a todo o nada es de final incierto. Eso explica no sólo la apuesta del PJ sino también dos jugadas políticas del oficialismo: la persistencia para mantener a Cristina en el candelero y forzar la grieta, y todos los análisis -si unificar o no las elecciones nacionales con las provinciales o a quién poner de vice- para apuntalar un (hoy utópico) triunfo de Macri en primera vuelta.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.