Juicio a José López: aceptaron a la UIF como querellante, y el ex funcionario podría ser acusado por lavado

Politica
Lectura

El Tribunal Oral Federal 1 (TOF 1) decidió aceptar como querellante a la Unidad de Información Financiera (UIF) en el juicio contra José López por enriquecimiento ilícito. En este contexto, el

organismo que dirige Mariano Federici pidió en este contexto acusar al ex funcionario y demás imputados por lavado de dinero.

El Tribunal integrado por los jueces Adrián Grünberg, José Antonio Michilini y Ricardo Basílico, decidió hacer lugar a lo "ya decidido por la Sala II de la Cámara de Casación Federal", que había habilitado a la UIF como querellante en el juicio, que seinició hace un mes y aún continúa en la etapa de cuestiones preliminares.

Después de tres audiencias, el TOF 1 definió el rol que el organismo antilavado tendrá durante el juicio contra el ex secretario de Obras Públicas kirchnerista. También se hizo lugar a la determinación de la Cámara de Casación, que días previos al inicio del juicio avaló como querellante a la UIF.

Mirá también

El juicio a José López continuó con una audiencia de apenas 30 minutos

El objetivo de la Unidad de Información Financiera es que además del enriquecimiento ilícito a López se lo acuse también por lavado de dinero en el juicio oral, un delito que tiene una pena de tres a diez años de prisión y multa de dos a diez veces en función de la suma que se llegue a constatar que se blanqueó.

Tras la determinación del TOF 1, Gabriel Palmeiro, la defensa del empresario Eduardo Gutiérrez -señalado como presunto testaferro de López- pidió que se suspenda el debate del juicio hasta que quede firme en la instancia superior la decisión de incluir a la UIF, que "no participó en la instancia de la instrucción y se remite a la acusación de la fiscalía como base fáctica", indicó.

En este expediente instruido por el juez Daniel Rafecas y el fiscal Federico Delgado se encuentran acusados además del ex funcionario K Andres Galera, Eduardo Gutierrez, Maria Amalia Diaz,Celia Inés Aparicio, Carlos Gianni y Marcos Marconi.

Mirá también

En el largo camino hacia la justicia siguen brotando piedras e intrigas

En la madrugada del 14 de junio de 2016, López buscó esconder en el convento de General Rodríguez bolsos con casi 9 millones de dólares, 153.000 euros, 59.000 pesos y relojes Rolex.

Cuando inició el juicio, ante el fiscal Miguel Ángel Osorio, la secretaria del Tribunal leyó las acusaciones formuladas por el fiscal Delgado, y a continuación se escuchó la decisión del juez Rafecas, que dio por clausurada la instrucción. ​Ambas lecturas coincidieron en un planteo: “hay prueba suficiente” para “tener por acreditado el enriquecimiento ilícito de López y de su mujer, y en particular la compra del terreno y la construcción de la casa ubicada en Dique Luján, el departamento de la calle Las Heras y la tenencia del dinero hallado en el Monasterio”.

López llegó a esta instancia por tres hechos: la posesión injustificada en su patrimonio del dinero de los bolsos. Horas previas al juicio, el juez Rafecas reiteró: “López admitió que ese dinero provenía de la política”.

Mirá también

Senado: tras estar cajoneada dos años, activan la ley para recuperar bienes de la corrupción

Además, con el fin de enriquecer su patrimonio, se le atribuyó la compra y refacción de una casa en Tigre, que López decía alquilar y la justicia determinó que era de su propiedad. Fue registrada en calidad de testaferro, primero a Galera -hasta el año 2010- y después a nombre de Gutiérrez. La tasación oficial le otorgó un valor de 480.000 dólares a la propiedad.

También, el ex funcionario fue procesado por la compra del departamento de calle Las Heras 203. Allí habría utilizado como pantalla a la sociedad “Marketing y Eventos S.A.”, propiedad del empresario Carlos Gianni, y al abogado Marcos Artemio Marconi. El valor de la propiedad es de 110.000 dólares.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.