La conducción del Partido Justicialista nacional apeló el fallo de la jueza María Romilda Servini, quien que decidió intervenir al peronismo y declarar al sindicalista Luis Barrionuevo como líder de la intervención. Ahora, será la Cámara Nacional Electoral la que evaluará la suerte de ese recurso.

Siguiendo la marcha encabezada por su presidente en la apertura de sesión, los representantes del empresariado español en el foro Encuentro Empresarial Argentina-España respaldaron el rumbo de las medidas del Gobierno. Y aseguraron que, por lo menos en el país europeo, gracias a esas medidas, la opinión hacia Argentina se tornó favorable en los últimos años.

 

José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España, dijo que “la opinión favorable no es solo por el potencial ya existente de Argentina, sino que está basada en las señales de reforma del gobierno de Mauricio Macri”.

 

De acuerdo a la Confederación Española de Organizaciones Empresarias (CEOE), hay 5.000 empresas grandes en España, de las cuales 300 ya tienen inversiones en Argentina y juegan en los sectores de telecomunicaciones, agricultura, bienes de equipo, y turismo. En ese último, su presidente Juan Rosell expresó a Infobae un fuerte interés en posicionarse en la región: “Para las grandes empresas españolas que son jugadores importantes de turismo y Argentina es una oportunidad impresionante como inversión para el sector”.

 

“Todavía vemos un problema en la inflación, sobre todo con sus consecuencias en tasas de interés altas para pedir capital e invertir”, notó Juan Rosell, presidente de la CEOE

 

“Vemos que en el país se están haciendo reformas grandes, profundas, que duelen pero que hay que hacerlas”, dijo Rosell. El empresario comentó que hay más de un millón de pequeñas y medianas empresas españolas que están empezando a seguir con inversiones a las grandes empresas que ya están instaladas o aterrizando en territorio argentino.

 

Respecto a los avances en la relación argento-española, Rosell expresó que se basa en las reformas hechas “pensando a medio y largo plazo, no a corto”, particularmente en el frente de los subsidios. “Pasar de los precios subsidiados a los precios reales es muy complicado y duele mucho pero hay que hacerlo, que los precios sean los reales y no los políticos, es imprescindible”.

 

No todo está bien

 

Hubo dos preocupaciones que tanto el empresariado local como sus pares españoles compartieron. La inflación y la continuidad de las reformas.

 

“Vemos un problema en la inflación, en España pasamos por lo mismo y nos costó mucho bajarla pero es necesario, ya que dificulta mucho a las empresas pedir prestamos por las altas tasas de interés que tienen que pagar”, comparó Juan Rosell.

 

Juan Rosell: “Vemos un problema en la inflación, en España pasamos por lo mismo y nos costó mucho bajarla pero es necesario”

 

El otro problema que remarcó el empresario tiene fecha de solución. Respecto a la dependencia de las reformas en un segundo término de Mauricio Macri, el presidente de CEOE compartió que “el proceso de cambio no se puede hacer en un año o dos, hay que hacerlo mínimo durante una década”.

 

fuente fmsoledad