Luego de más de dos horas de reuniones y debates, y aunque no se tocarán los montos a pagar, el Gobierno aceptó buena parte de la propuesta del radicalismo con "correcciones" al esquema tarifario de gas diseñado por el criticado ministro de Energía,Juan José Aranguren, respaldado hasta hoy y sin cortapisas por el propio Presidente.

Iba a esperar hasta que el fallo que lo designó interventor del PJ estuviera firme para empezar actuar en público como tal. Pero cambió de idea. Con ceremonia más parecida a un acto gremial que a una conferencia de prensa, tal como había sido convocada, Luis Barrionuevo hizo su primera aparición como nuevo mandamás del peronismo nacional.

Los incrementos de la tarifa del gas y otros servicios públicos se mantendrán sin cambios, aunque se habilitará la posibilidad de pagar en cuotas las facturas de los meses de mayor consumo en los de menos. Tras una cumbre de los socios de Cambiemos, el Gobierno decidió no dar marcha atrás pese a los reclamos de la oposición, sectores industriales y el "ruidazo" que se llevó a cabo en varios puntos de la Capital y el conubarno.