Lo que la ex presidenta argumentó en el reportaje sobre su gestión no fue la realidad. Por Nelson Castro