Consenso: una baja de la tasa de interés daría apenas débil impulso a la economía

Economia
Lectura

El cambio en las metas de inflación, de 12% a 15%, se tradujo en más expectativas de alzas de precios. No obstante, nadie espera que le dé un impulso significativo al PBI. Por María Iglesia

 

 

 

La baja de las tasas interés de referencia de la economía, que el Banco Central podría definir hoy en su comité de política monetaria según descuentan en el mercado, se traducirá en un débil empuje al crecimiento económico, pronostican los economistas. Sí, en cambio, esperan que se sienta un impacto en el aumento del crédito: mientras que antes de las modificaciones en las metas de inflación lo estimaban con un incremento menor en 2018, el relajamiento de las tasas implicará un impulso en este 2018.

 

La tasa de interés es el "precio" del dinero. Y un abaratamiento daría un impulso a la expansión del crédito. No obstante, los hechos pueden no sucederse tal como fueron planeados. "Como en la Argentina la demanda de dinero es inestable y compite contra el dólar, la baja de la tasa de interés pasa de ser expansiva a contractiva cuando genera una suba inestable del dólar que acelera las expectativas de inflación y deteriora el poder adquisitivo del salario", sintetizó en un posible escenario Federico Furiase, director de EcoGo (ex Estudio Bein).

 

Es decir que la clave pasará porque la inflación no erosione el efecto de un dólar más competitivo. De esta manera, el crédito podría crecer en un punto del PBI, con un producto nominal que crezca 20,5%, "el crédito al sector privado en pesos tendría que crecer 30% anual, algo así como $ 380.000 millones, que es el equivalente del stock de Lebac en entidades financieras", detalló.

 

Por ahora, en EcoGo esperan un crecimiento de la economía de 2,1% para 2018, "con salarios que empatan contra la inflación frente al shock de tarifas, y paritarias que van a estar muy justas frente a la meta fiscal y de inflación, con importaciones que seguirán creciendo por arriba de más exportaciones frente al tirón de la inversión, y el crédito al sector privado en pesos será la variable clave que moverá el amperímetro del crecimiento". A la inflación la ven en la zona de 19% en el año y al tipo de cambio con una suba de 15%, que terminaría con un dólar en la zona de $ 21,2.

 

No obstante, no descartan que podría darse una expansión mayor en la economía, de hasta 3%, en un escenario de baja de tasas gradual pero sostenida, sin desacoplar las expectativas de inflación y de devaluación, y con una demanda de dinero que acompañe.

 

Otros economistas evalúan que una posible baja en las tasas de interés se traducirá en un crecimiento mayor en el margen, es decir, leve. "El mercado descuenta una baja de 125 puntos básicos" en la tasa, sostuvo Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis. "Si fuera una baja superior, podría tener consecuencias sobre crecimiento pero sería muy marginal el cambio. No estamos viendo considerables modificaciones en términos de variables reales", agregó.

 

El PBI crecería un 3%, la inflación sí se incrementaría a 19%, el dólar terminaría en $ 21,3 y habría una mejora en el déficit de cuenta corriente, que en vez de finalizar en 4% del PBI se reduciría a 3,5%.

 

Sobre el crédito, ve una inevitable baja en el ritmo de expansión ya que "no puede seguir en los niveles observados desde mediados del año pasado". No obstante, tasas menores harían que se retarde esa disminución. "Todavía siguen pujante porque los bancos tenían bastante liquidez", razonó.

 

También Miguel Zielonka, director asociado de EconViews, vaticina que la posible baja de tasas debería impactar en una leve mejoría del nivel de actividad, sobre todo por el canal crediticio. "Los préstamos al consumo (hipotecas, prendas, personales) venían aumentando muy fuerte y por encima del crecimiento de los depósitos. La tendencia de tasas era para arriba porque la capacidad prestable de los bancos se está reduciendo", describió. Por ese motivo, intereses más bajos de Lebac y pases permitirían compensar el incremento de tasas "que se está produciendo por descalce de balance en los bancos y con eso podrán mantenerse en lugar de subir más". Con intereses menos elevados, se ayuda a sostener el consumo que es intensivo en préstamos.

 

No obstante, no evalúan que se dará un "impacto material en el nivel de actividad; habría que ver si el traspaso a la inflación es bajo, así los exportadores pueden mejorar por unos meses su rentabilidad pero no es claro que eso los lleve a invertir con más fuerza". El PBI lo ubican que termine 2018 un 3,3% arriba del de 2017.

 

En Hacienda no descartan diferentes opciones que pueda concretar el Banco Central hoy. Aseguran la independencia de la entidad monetaria y, en ese sentido, afirman desconocer qué decisión tomarán sobre las tasas de interés. "Estamos analizando diferentes escenarios en relación a la decisión que se tome", aseguraron.

 

fuente el cronista

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.