Durante el verano, las boletas de luz vendrán con una suba de 70%

Economia
Lectura

Será escalonado, un aumento de 43% en diciembre y otro de 24% en febrero. Habrá subas más leves en el interior

Para evitar que la suba de tarifas fuera material de disputa electoral, el Gobierno postergó un incremento en la luz que estaba previsto para agosto pasado. La audiencia pública para tratar esa recomposición se realizó ayer y se planteó que el primer aumento correrá desde diciembre: el ajuste será de un 43% promedio en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano según explicó el ministro de Energía, Juan José Aranguren. A los dos meses se aplicará otra corrección correspondiente al verano de 2018. Será en febrero cuando la segunda suba estará en torno al 24%. Entre ambas, el encarecimiento de las boletas de luz superará el 70%, siempre en el área metropolitana de Buenos Aires.

El 90% de los clientes de Edesur y Edenor experimentarán un incremento cercano al 39% en diciembre y el 10% tendrá una suba de hasta el 47%, según los datos oficiales.

En la suba de febrero, el 90% de los clientes de Edesur y Edenor tendrán un aumento del 18% como tope, mientras que el 10% experimentará una remarcación de hasta 28%.

El Gobierno también dispuso modificaciones en la tarifa social. Sus 4 millones de beneficiarios podían consumir hasta 600 kwH gratis. Ahora, tendrán 150 kWh sin cargo, por los siguientes 150 kWh tendrán una bonificación del 50%. Y si consumen 300 kWh ya abonarán un precio "pleno", sin descuento.

Los cambios también impactarán en el interior. Las empresas tendrán que pagar un 21% más por la generación eléctrica en diciembre y otro 13% en febrero. Eso significa que las distribuidoras que operan fuera de Buenos Aires y el conurbano atravesarán un incremento en su costo más importante -la generación- de un 38% acumulado a febrero. Es probable que esa mayor erogación luego sea trasladada a los consumidores.

La ciudad de Buenos Aires y el conurbano deberán lidiar con mayores subas porque sus precios venían más rezagados. "Hasta 2015 tuvimos una inflación acumulada de 1700%, pero las tarifas de Buenos Aires y el conurbano subieron menos de 200% en ese período. Quedamos con un desfasaje enorme en el lugar donde se encuentra el 40% de la demanda", detalló Aranguren.

Hay aproximadamente 900.000 hogares que consumen hasta 150 kWH mensuales o 300 kWh bimestrales. Hasta aquí, venían pagando alrededor de $ 380 bimestrales. Desde diciembre se estima que estarán desembolsando $ 510 bimestrales. Y en febrero, la factura de dos meses les costará alrededor de $ 590. La suba de este grupo es del 56%.

El 40% de los hogares demanda algo más de 300 kWh hasta 650 kWh bimestrales. Los incrementos allí serán algo superiores. Por ejemplo, una vivienda que demanda 325 kwH mensuales (o 650 kwH) bimestrales está gastando cerca de $ 850 cada dos meses. Con el ajuste de diciembre, para ese mismo consumo, tendrán que gastar cerca de $ 1.134 en la boleta que cubra diciembre y enero. Desde febrero, el bimestre lo pagará $ 1.335. Es una suba de 57%.

Un cuarto de los clientes también pagará 57% más. Son los clientes con consumos de 400 kwH mensuales (800 kWh bimestrales): pasarán de $ 1.128 ahora a $ 1.764 en abril, cuando tengan que pagar lo consumido entre febrero y marzo.

Los sectores más acomodados ya vienen perdiendo subsidios desde hace rato, por lo que la recomposición los afectará menos, ya que parten de bases de precios más altas. Una casa que demanda 600 kWh mensuales (o 1.200 bimestrales), ya está en $ 2.247 por factura y se escapará a $ 3.150, lo que es un 40% más. El 5% de los usuarios entra en esta categoría.

Este aumento se suma al de la tarifa de gas, que será del 45% en promedio y regirá desde diciembre​.

Con esta decisión, el Estado subsidiará un 24% del costo de generación eléctrica desde marzo. En diciembre, todavía seguirá pagando un 42% de la factura energética. En el promedio de este 2017, el Poder Ejecutivo todavía subvencionó un 54% del costo del sistema eléctrico. En 2016 -aunque ya había aplicado un aumento del 500% en Buenos Aires- el Gobierno nacional todavía pagó un 74% del costo energético. En 2015, cuando se despidió el kirchnerismo, el Estado se hacía cargo del 91% del sistema, que estaba colapsado, con récord de cortes e interrupción de suministro desde su privatización.

fuente clarín

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.