La producción de gas y petróleo volvió a retroceder y llegó a niveles de hace 36 años. De acuerdo a las últimas estadísticas oficiales, en mayo se produjeron 2.311.736 metros cúbicos (m3) de petróleo y 3784,9 millones de m3 de gas, lo que representa caídas interanuales de 6% y 1,8%, respectivamente.