La CGT deja el Lexotanil y se prepara para una etapa más difícil

Gremiales
Lectura

“El movimiento obrero vino hasta ahora con Lexotanil y con la izquierda mordiéndole los talones”. Se lo dijo Luis Barrionuevo al ministro de Trabajo Jorge Triaca hace unos días, cuando el

funcionario aún buscaba la forma de frenar el paro de la CGT. Con su diagnóstico, el gastronómico le estaba transmitiendo al funcionario que en realidad debía entender que ya no había manera de levantar la medida de fuerza.

Mirá también

Un sindicalista justifica el paro y dice que tiene "miedo al caos social, que se derrumbe todo"

Algo en la misma línea se le oyó decir en privado a Ricardo Pignanelli, líder del poderoso SMATA: “Hay un tiempo para la reflexión y otro para la acción. El de la reflexión ya estuvo”.

A diferencia de Barrionuevo, el mecánico tiene un muy bajo perfil y su gremio no articula con ningún ala cegetista. Se decía, incluso, que era el candidato favorito del Gobierno para conducir la CGT. Pero este lunes Pignanelli va al paro con la misma decisión que los sectores más duros.

Mirá también

La izquierda prepara una jornada de cortes para el paro del lunes 25

En SMATA están preocupados porque, temen, General Motors podría suspender operarios en Rosario, en Mercedes Benz cayó la producción de colectivos y camiones y se debió reubicar personal en la línea del vehículo Sprinter, porque en distintas empresas hay unas 800 carrocerías de colectivos pintadas de blanco que no tienen compradores. El parate hace peligrar la actividad.

Gerardo Martínez. El líder de la UOCRA integra la mesa más chica de la CGT.

Gerardo Martínez, líder de la UOCRA.

Pero según los sindicalistas, lo que en verdad más los preocupa no es el presente sino lo podría avecinarse. El jefe de la UOCRA, Gerardo Martínez, por ejemplo, dijo que si el Gobierno no toma “medidas anticíclicas” al ajuste “podemos tener en los próximos días una caída de alrededor de 40.000 puestos de trabajo en todo el país” en el sector de la construcción.

Mirá también

Un jefe de la CGT le respondió a Frigerio: "Vive otra realidad, no conoce lo que está sufriendo la gente"

En el sector público la inquietud es aún mayor. Se abrieron retiros voluntarios y corren versiones de numerosos despidos y de rebajas salariales, sobre todo en empresas del Estado y entes autárquicos. ¿Será cierto?

“No podemos quedarnos de brazos cruzados viendo cómo será el ajuste”, avisa el líder de un gremio industrial. Y agrega: “Es cierto que los dirigentes sindicales tenemos mala imagen, pero también que la sociedad avala la reacción sindical contra la inflación, la devaluación, la suba de tarifas y la vuelta al FMI. Los sectores medios no sindicalizados son lo que le pedían un paro a la CGT”.

Otro miembro de la mesa más chica de la CGT se queja: “Macri tiene un enojo selectivo. Se enoja con nosotros pero no con los mercados ni los formadores de precios. ¿Qué está haciendo el secretario de Comercio? No pedimos que pongan a un bizarro como Moreno, pero sí a alguien que trate de defender el bolsillo de la gente”.

Mirá también

Rogelio Frigerio, sobre el paro de la CGT: "No tiene sentido, ni la gente sabe por qué paran"

El paro, como siempre, tiene también motivaciones políticas, aunque en éste son bastante públicas. La CGT articula con el bloque del PJ del Senado que lidera Miguel Pichetto. Estuvieron reunidos a principios de mes y los senadores avalaron la decisión del paro.

Télam 10/11/2017 Buenos Aires: El presidente Mauricio Macri visitó la planta de Volkswagen Argentina en General Pacheco. Estuvieron junto al Jefe de Estado la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el CEO global de la automotriz, Herbert Diess; el embajador alemán en el país, Jürgen Mertens; y el titular del sindicato de mecánicos, Ricardo Pignanelli. Foto: Presidencia de la Nación/LAP buenos aires mauricio macri maria eugenia vidal Ricardo Pignanelli presidente gobernadora inversion planta empresa VOLKSWAGEN industria automotriz empresa VOLKSWAGEN inversiones

El líder de SMATA, Ricardo Pignanelli, en noviembre pasado, con Macri, Vidal y el echado ministro Cabrera.

Más allá del éxito de la medida de fuerza, la incógnita es cómo sigue la relación entre la CGT y el Gobierno. Podría empeorar. Aunque en los gremios industriales celebran la llegada al Gobierno del flamante ministro de la Producción Dante Sica, desconfían de que el funcionario pueda revertir el horizonte recesivo que vislumbran.

La conducción de la CGT, al anunciar el paro general.

La conducción de la CGT, al anunciar el paro general.

Jerárquicos de diferentes gremios consultados por Clarín interpretan que la situación económica empeorará y que la CGT solo tendrá margen para endurecerse. “El propio Sica dijo que se vienen meses difíciles”, apuntó un jefe sindical.

En diferentes sectores cegetistas se coincide en que de persistir la mala situación económica, en unos 90 días la central sindical terminará convocando a otra medida de fuerza. “No va a ser culpa nuestra sino del Gobierno”, dijo un referente cegetista.

Bajo este panorama, al Gobierno le costará jugar a romper el frente sindical. Sí, están todos divididos, pero este lunes van todos juntos al paro.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.