"No somos operarios de una fábrica que paraliza su producción con una huelga"

Gremiales
Lectura

Son los de una escuela primaria de Mar del Plata que dan clases desde el primer día.Por Guillermo Villarreal

 

 

Un aula se llama Provincia de Corrientes, otra René Favaloro, y como la mayoría, entre afiches y abecedarios de cartulina, muestran en sus paredes los dibujos que pintaron las seños para recibir a los chicos el primer día de clase: “¡Cómo no íbamos a querer empezar, sino, mirá como los estábamos esperando!”, dice la directora mientras señala las figuras diseñadas en colores vivos y dorados. El primer día de clase para los 138 alumnos de esta primaria fue el 6 de marzo, el mismo día que arrancó la huelga docente, porque ninguno de los 17 integrantes de su plantel adhirió, y no es porque no estén de acuerdo con el reclamo.

 

“Todo lo contrario”, explica a este diario Mariana Becerra, directora hace 8 años de la EEP N°25 Juan B. Azopardo, de Mar del Plata, “lo que creemos es que no es el método: no es que yo esté conforme, pero no podemos ir contra los papás y los chicos, tenemos que hacerlo contra quien nos paga el sueldo, que es el estado provincial”, dice.

 

“¿Cómo? Con un paro administrativo. No respondamos los mails, no elevemos planillas, es decir: todo lo que sea de la escuela hacia arriba, no de la escuela hacia abajo, porque los chicos no tiene nada que ver con esto”, propone la directora. Otra docente aclara: “Apoyamos los reclamos, pero no se suspende la actividad: no hacemos paro porque no somos operarios de una fábrica que paraliza la producción con una huelga”.

 

Ayer pararon los auxiliares, el personal de portería y quienes le cocinan a los chicos (aquí almuerzan y toman la merienda), pero en la EEP 25 cada auxiliar está en su puesto de trabajo.

 

Con 32 años en la docencia, Emilia, la secretaria, dice que es porque se comparte el mismo criterio: “No hay otro lugar donde tengan que estar los chicos, ellos deben estar acá, por eso estamos todos”, cuenta en un alto del recreo; dice que “la escuela para ellos (señala a un grupito que se divierte haciendo girar aros Hula Hula), para los alumnos, es el tutor, como el palito que se le pone a un arbolito”.

 

La escuela está en el barrio Las Avenidas, en la diagonal Elpidio González 230 en Mar ; está cerca del puerto y la separan dos calles de la villa de Vertiz, un precario asentamiento, de donde son muchos de los alumnos.

 

Becerra se queja porque “así como se cuenta lo malo, se oculta lo bueno”, y cuenta que las partidas presupuestarias desde 2014 “llegan con puntualidad, y que ya no pasan antes por varias manos donde se perdían en el camino”, y responde que “de frente” no recibió presiones ni críticas por no adherir al paro, aunque sí a través de las redes sociales: “Pero con no leerlas, basta. Es desgastante, aunque ser docente es bellísimo”.

 

fuente clarin

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.