La intimación llegó a la sede de Camioneros. El Ministerio de Trabajo advirtió por la falta de información requerida para avanzar con el análisis de las memorias, balances y movimientos de fondos con la obra social. El Gobierno arrancó con las auditorías a los gremios, en plena pulseada con Hugo Moyano y la presión al resto de los dirigentes para dejarlo aislado en la movilización convocada para el miércoles 21.