Viviani volco su propio taxi

Opinion
Lectura

 

 No sólo pretende impedir el derecho constitucional al trabajo digno sino que pasa a ser él mismo quien le saca el pan de la boca a los taxistas que pretende ser dignamente los proveedores de su familias. Pareciera que aquellas famosas mafias enquistadas en el poder cada vez están más firmes.

 

Viviani, quien en algún momento era inseparable de Moyano y de Marconi fue el socio estratégico de los gobiernos de turno, practicó las relaciones carnales con el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner y luego con el actual de Mauricio Macri. 

 

Fue cuando se instaló Uber en Argentina que corrió a ampararse en este gobierno al que ahora pareciera enfrentar. En esa ocasión, no sólo fue escuchado sino que se lo protegió de la supuesta competencia desleal de UBER. 

 

También es interesante recordar que tanto en Ezeiza, como aeroparque y retiro tomar un taxi es embarcarse en una peligrosísima aventura. Taxis que estafan, matones de negro y amarillo que se adueñaron del lugar y que se aprovechan de la ausencia del Estado dejando mal parados a quienes se ganan la vida honradamente. 

 

Es tan fuerte el poder de Omar Viviani que no existen medios de transporte a aeropuertos como si los hay en casi todos los países del mundo, dejando a turistas y viajeros con la única opción de tomar taxi, remis o combi. Ningún proyecto que trate de solucionar este problema ha prosperado en Buenos Aires. 

 

Mucho más ambicioso es avanzar en Argentina, país por demás inseguro, en una política como si existe en Ecuador. En Quito los taxis oficiales cuentan con dos botones antipánico, uno para el conductor y otro para el pasajero que brindan seguridad a ambas partes.

El estado hace años que está ausente en este tema y solo pareciera estar para consensuar aumento de tarifas.

 

Pensar que cuando los sindicatos se crearon, tenían una noble misión y era la de velar por los trabajadores. Jornadas laborales leoninas, trabajo insalubre, pagos viles, trabajo infantil, eran la piedra fundamental que dio origen al sindicalismo. 

 

Hoy estamos muy lejos de esas nobles causas y nos encontramos con sindicatos y sindicalistas ricos y trabajadores empobrecidos. Los trabajadores hoy son verdaderos rehenes de sus líderes, que los utilizan para ser, quizás, la pata más fuerte de la política en Argentina. Este es uno de los tantos temas pendientes de los gobiernos y de los que no se habla y que en algún momento habrá que elegir entre estar con los sindicalistas o estar con los trabajadores.

 

(*) La autora es diplomada en estrategia política y miembro de la Asociación Argentina de Consultores Políticos (Asacop) y la Asociación Latinoamericana de Consultores Políticos (Alacop).

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.