La educación como política de estado

Opinion
Lectura

 

 

Se trata de aceptar que la sociedad 2.0 del presente, está dando lugar a la sociedad 3.0.

 

Significa poco más o menos, la urgencia en utilizar los servicios de personas de alta creatividad, con espíritu crítico, capacitados en las TIC, que sean factibles de ayudar a los pedagogos, educadores, docentes y políticos en elaborar propuestas innovadoras que ofrezcan a los educandos, las herramientas y la formación necesarias para el presente y más aún para el futuro, dotándolos de los recursos útiles para librar la batalla del conocimiento.

 

Sobre esta base, será materia de los actores sociales y políticos, diseñar como Política de Estado, todo el Sistema Educativo, en todos sus niveles y categorías.

 

En especial, nuestro país, presenta un déficit de muchos años en materia de calidad de la educación. No solo se trata de asignar presupuestos adecuados por ley, sino de respetar el camino que marcan los países más avanzados en aceptar el desafío.

 

Así surge de las últimas pruebas PISA de la OCDE, que no por conocidas, dejan de alarmarnos. No solo por haber sido en los últimos 12 años de los peores países en las evaluaciones trianuales de nuestros alumnos de 15 años, sino por  no resistir hoy la idea de participar siquiera de estos eventos.

 

Richard Gerver, se refiere con fuerza al concepto de creatividad, que permite la creación de oportunidades para desarrollar el talento en los educandos. Este aspecto es condenado de inicio por quienes consideran que con la creatividad se nace o no existe.

 

También debemos tener en cuenta la educación emocional de niños pequeños, que, correctamente acompañada, a lo largo de la vida, permite afrontar los retos permanentes a los que se somete a los individuos. Se trata de aprovechar el desarrollo en las personas, desde la niñez, de sus capacidades y habilidades que le darán mayor seguridad en la vida de relación, los alejarán de peligros.

 

Hay conciencia muy unificada y consensuada en grupos de educadores y pedagogos en el mundo de hoy en considerar aspectos o factores que se deben tener en cuenta para estos cambios.

 

El Siglo XXI exige personas emprendedoras, conocedoras del mundo digital, con fácil adaptación a los cambios.

 

Uno de los requisitos esenciales para hacer posible la transformación, es el de establecer como eje superador el concepto de inclusión social, con políticas públicas en el marco del Pacto Global de las Naciones Unidas para el Desarrollo sustentable.

 

Es necesario encontrar la denominada inteligencia colectiva, que subyace en los ciudadanos y que en su conjunto harán posibles alcanzar metas de alto contenido social, con beneficio para toda la comunidad.

 

La tecnología, en última instancia no es, ni debe ser sustituta de la pedagogía, sino auxiliar, complemento y herramienta útil.

 

La tan mentada Comunidad Educativa, debe, precisamente generar la cooperación entre familia, escuela y comunidad.

 

Nada de esto es posible sin la adecuada formación y capacitación permanente de los docentes a cargo de los diferentes niveles educativos.

 

Reconocer que, del mismo modo, es absolutamente necesaria la existencia de una autoridad educativa, identificada con los modelos y capaz de llevar a cabo los cambios necesarios para  alcanzar los fines buscados.

 

Debemos aceptar que se busca formar ciudadanos, responsables, respetuosos de las normas de convivencia, en todos los casos, como también prepararlos para la vida, para interactuar de modo adecuado.

 

Nada de ello es posible si los actores políticos y sociales no comprenden y aceptan la idea del cambio, desplazando sus propios intereses sectoriales en beneficio de una educación capaz de fortalecer las instituciones, de generar las condiciones de desarrollo necesarias para el bienestar de todos los habitantes de un país.

 

Eso requiere, por su parte, de los educandos, tomar conciencia del amor por el esfuerzo en su formación, en su trabajo, en su propio beneficio y en el de toda la comunidad.

 

Este alerta, de muy difícil aceptación por parte de quienes deben generar las condiciones de suscribir un Proyecto Educativo como Política de Estado, puede muy bien ser auspiciado y definido en un Nuevo Congreso Pedagógico Nacional, con la participación de todas las Provincias, de las autoridades Nacionales y de especialistas, pedagogos, docentes, técnicos, investigadores que sean necesarios.

 

Por Jorge Oscar Aguilera

grupo Ayacucho

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.