Los departamentos subieron más que la inflación, empujados por el boom del crédito

Real Estate
Lectura

En el año los precios treparon 12% en dólares y casi 30% en pesos, mientras se espera que el IPC crezca 25%.Por Natalia Muscatelli

 

 

 

En 2017, el año en que explotó el crédito hipotecario, la mayor demanda de inmuebles hizo que los precios de las propiedades aumentaran, en promedio, un 12%, en dólares y casi un 30% en pesos, cinco puntos por encima de la inflación. También el incremento de "los ladrillos" superó a los salarios, dado que las paritarias cerraron, salvo excepciones, entre 20 y 25%.

 

El cálculo sobre la apreciación de los inmuebles tiene en cuenta el valor de un departamento de dos ambientes usado, en la Capital Federal, contemplando un aumento del dolar del 16,5% en ese lapso. Es decir, en noviembre de 2016, la divisa norteamericana cotizaba a $16,10 y ayer, estaba a $18,77. Esto se traduce en una suba acumulada del precio del inmueble del 29, 8% en pesos, según un relevamiento de Reporte Inmobiliario. En tanto que la inflación estimada para todo el 2017 ronda el 25%.

 

 

El valor promedio por m2 de un departamento estándar usado en buen estado en la ciudad de Buenos Aires, alcanzó en noviembre de 2017 los US$2.205.

 

Mirá también

2017 cierra con un hito: se duplicó el stock de créditos hipotecarios

El valor promedio más bajo se encuentra en el barrio de Constitución con U$S/m2 1.585 mientras que el más elevado en el barrio de Palermo con U$S/m2 3.115. Así, los últimos 12 meses muestran un incremento del 11,79% en promedio, según los distintos barrios (ver infografía): la tasa de aumentos más alta desde el año 2012.

 

En cuanto a las propiedades nuevas o "a estrenar", la suba de los precios se estima algo por debajo -alrededor del 10%- debido a que la demanda estuvo concentrada en las propiedades usadas "apto crédito", más buscadas por los tomadores de los créditos hipotecarios. Entre otras cosas, por cumplir con todos los requisitos que suelen pedir los bancos al otorgar los préstamos, como la escritura, los planos o el reglamento de copropiedad. En cambio, las propiedades "a estrenar", en algunos casos, carecen de alguna de estas exigencias si no tienen el final de obra aprobado.

 

La mayor demanda de los compradores con créditos hipotecarios se concentra en las unidades que cuestan entre 1,5 a $ 2 millones, explica José Rozados, analista de RI. En este sentido, es importante que el mercado trabaje en aumentar la oferta para que no haya nuevas subas en los precios, agrega el experto.

 

Lorenzo Raggio. gerente general de la firma Interwin, estima que "las propiedades aumentaron, en dólares, entre un 10 y un 15 %. Y analiza el impacto de la última apreciación del dólar: "Es un problema para quienes estaban en el proceso de otorgamiento de créditos porque perdieron poder adquisitivo en tanto los créditos se entregan en pesos y llegada la fecha de la firma se compran menos dólares", alertó. "Para los desarrolladores, en cambio, la suba del dolar representa un alivio en los costos".

 

Según Alejandro Bennazar, presidente de la Camara Inmobiliaria Argentina (CIA), la accesiblidad del crédito que hizo más apetecibles algunas zonas periféricas, fue el principal disparador de los precios pero lo calificó como un "reacomodamiento del mercado, un sinceramiento de los precios", dijo.

 

Roberto Arevalo también atribuyó las subas de los precios -de entre 10 y 12% en dolares- a la mayor demanda que produjo el crédito hipotecario. "De cada 10 operaciones, nueve son con créditos, en especial con UVAs", agregó. Por eso, "la reciente suba del dólar inquieta a los tomadores de créditos en pesos, dado que si el dólar sigue subiendo, tiene que poner mas pesos para seguir comprando. De todas maneras, señala el titular de Arévalo Propiedades, "la mayoria de la gente que compra con creditos tiene ahorrado entre el 20 y el 30% de lo que vale la propiedad. con lo cual está más protegida". Por otra parte, recordó, "los creditos ajustan por inflación y el tomador del credito puede estirar el plazo del crédito si lo necesita".

 

fuente clarin