El amor por sus abuelos y un recuerdo trágico: la historia del nene de 11 años que enfrentó a tres ladrones

Informacion General
Lectura

Fue una acción sorpresiva derivada de la desesperación. Y de alto riesgo: en medio de un robo, donde hubo armas y disparos, un nene de 11 años salió a defender a

sus abuelos con un palo para enfrentar a los ladrones. Ocurrió el domingo a la tarde, en la localidad platense de Ringuelet, y toda la escena quedó filmada por una cámara de seguridad.

"Fue un acto irracional. El nene reaccionó como pudo. Pero podría haber terminado en tragedia", contó a Clarín Mauricia Candel (70), la abuela de Agustín, el menor que fue héroe por unos instantes. En otro intento de robo de auto, en noviembre del año pasado, asesinaron a Abril Bogado, de 12 años, a pocas cuadras de ahí. “Te juro que mientras peleaba y gritaba, me acordé de esa nenita”, contó la abuela, todavía conmovida.

 

Caía la noche del domingo frío en 518 entre 5 bis y 7 -en la zona norte de la capital bonaerense- cuando Osvaldo Mateos (74), un docente jubilado, salió a la vereda para guardar su auto Citroen Xara Picasso en el garaje. El hombre llegó hasta la puerta del vehículo con paso lento cuando se le acercaron tres adolescentes. Uno de ellos mostró un arma y le pidió las llaves. Mateo intentó defenderse. Retrocedió unos metros y puso sus brazos contra el pecho, como protegiéndose.

Comenzó una pelea desigual. Los tres lo rodearon y hasta le pegaron un culatazo. Se escucharon gritos que retumbaron en un barrio despejado a esa hora del final del día. Mauricia observó la escena desde de una ventana y corrió a defender a su marido.

Mirá también

La Plata: mataron a una nena de 12 años para robarle la billetera a su papá

Entonces, la situación pasó a extrema tensión: el asaltante armado disparó una vez y a los pocos segundos efectuó una segunda detonación. En ese momento Agustín tomó una decisión de audacia extrema. Estaba frente a la computadora y escuchó los gritos. Con una madera que usan en la casa para trabar la puerta entre sus manos salió disparado hacia la calle a enfrentar a los asaltantes.

Se lo ve en el video: enceguecido por el temor a que lastimaran a sus abuelos, enfrentó a los agresores. Hubo más tumulto y un tercer disparo. De milagro, nadie resultó herido. Dos de los ladrones se subieron a la Picasso y escaparon haciendo chillar las gomas del coche. El tercer agresor también huyó y subió al auto robado en una esquina. El Citroen de Mateos fue hallado a pocas cuadras. Según fuentes policiales, los tres asaltantes habrían cometido otros delitos esa misma noche.

Mirá también

El detenido por el crimen de Abril Bogado gozaba del beneficio de la libertad asistida

"Los ama tanto, los quiere con tanta pasión, que intentó esa locura. Fue todo por amor", contó a Clarín, Andrea, tía de Agustín que vive en el mismo lote, en una construcción al fondo.

"Cuando vi que atacaban a Osvaldo no lo dudé: así como estaba, en camisola, corrí a defenderlo. Pero nunca pensé que Agustín saldría detrás de mí. Eso fue una imprudencia", reconoció Mauricia.

Agustín tenía este martes una cita impostergable. En la escuela primaria a la que asiste en centro de La Plata tenía que llevar la bandera de ceremonias en el acto por el 9 de Julio. El niño –que cumplirá 12 el 29 de julio- está bajo la custodia de sus abuelos, que lo criaron desde los primeros meses de vida. "Su padre nunca se hizo cargo, y su mamá no pudo criarlo", contaron a Clarín en la familia. Mateos es contador y todavía hace algunos trabajos en su casa. También es jubilado docente, porque dio clases de Contabilidad y Matemáticas en secundarias. Cancel también está retirada. "Nos dedicamos a pleno a cuidar a Agustín. Es el brillo en nuestros ojos", confiesa la abuela.

Vecinos y amigos de la familia Mateos se movilizaron para reclamar seguridad. (MAURICIO NIEVAS)

La mujer asegura que su barrio sufre la inseguridad. "Acá (en esta zona de Ringuelet) a la noche se escuchan peleas, gritos de muchachos y explosiones que para mi son disparos. Los robos y asaltos a los vecinos se conocen a diario", afirma. Por eso, antes del fin de semana largo, Osvaldo y el tío de Agustín pusieron en funcionamiento un sistema de cámara de seguridad. Fueron esos equipos los que registraron el episodio del domingo.

Hace ocho meses, un caso violento registrado a solo 8 cuadras del intento de robo a los abuelos de Agustín movilizó a los vecinos e impactó hasta en el poder político.

Abril Bogado, de 12 años, fue asesinada de un balazo cuando le robaron la billetera y atacaron en el auto a su padre, Cristian Bogado. La familia regresaba a las 4.35 de un casamiento a su vivienda de Ringuelet. También estaba la madre de la chica, Silvana Luppo, su abuelo y la hermana menor. Mientras ingresaba en Renault Sandero al garaje, dos ladrones intentaron robar a un automovilista enfrente al domicilio, en 510 entre 10 y 11. Pero como ese objetivo logró escapar decidieron atacar a los Bogado.

Por el crimen fue detenido José Edgardo “Pepita” Echegaray (32), un ladrón que había sido beneficiado con un régimen de libertad asistida. Eso originó un fuerte reclamo contra el juez de Ejecución, José Villafañe, que concedió ese beneficio a un hombre con peligrosos antecedentes.

Este martes a la noche familiares, amigos y vecinos de Mateos se movilizaron para reclamar más seguridad en la zona.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.