Es cierto que el tránsito en CABA es una locura y dentro de esa locura están los motoqueros y sus motos y usuarios particulares, pero antes de prohibir y castigar sus uso debería el gobierno de la ciudad, dar alternativas, como plazas, verdeas anchas o instalaciones como las de las bicicletas. TNA