Cayó otro joven por el crimen de Agustina y liberaron a los tres menores

Policiales
Lectura

Un testigo apuntó en su contra y otro lo ubicó en la zona del asesinato. Los tres adolescentes fueron desvinculados.

Un vuelco en la investigación del crimen de Agustina Solange Bustos (19), apuñalada para robarle la mochila en Bahía Blanca, llevó a la detención este fin de semana de un joven, de 18 años. El nuevo sospechoso, Matías Moreno, fue indagado ayer por la fiscal de Responsabilidad Penal Juvenil 1 de Betina Ungaro, después de recibir dos nuevos testimonios espontáneos que dieron un giro a la causa.

“Uno de los nuevos testigos apuntó directamente sobre él y el otro también lo ubicó en el lugar del hecho”, explicó a Clarín una fuente de la fiscalía 1. Sin embargo, en la indagatoria, Moreno aseguró que no estaba en el barrio Rucci, el martes a la noche, cuando la joven fue apuñalada en el acceso al Monoblock 2, a 40 cuadras del centro de la ciudad. Tras más de media hora de espera de la ambulancia, la joven fue trasladada al hospital municipal donde falleció.

En las próximas horas, los investigadores indagarán sobre la coartada que dio Moreno para desligarse del homicidio. Con su imputación, quedaron desvinculados de la causa los tres menores de 14, 15 y 17 años que estaban aprehendidos desde la noche del crimen. Vecinos comentaron que estaban desde una hora antes del crimen, cerca de una parada de ómnibus, intentando robar a los pasajeros.

La policía los halló escondidos, en un descampado, a pocos metros de la mochila de la víctima. Cerca de allí encontraron un cuchillo con manchas de sangre y cabellos. “Además de los dos testigos que declararon en forma espontánea, otros que habían involucrado a los menores ante la policía, modificaron sus dichos en Fiscalía”, dijo a Clarín un vocero de la UFIJ 1 de Menores, que vinculó el cambio a que en los primeros días, tras el crimen, “había mucho temor en el barrio”.

Al día siguiente del homicidio de Agustina, que este año había comenzado a estudiar Enfermería y quería ser médica, un grupo de pobladores que volvían de una masiva marcha a la comisaría Sexta, donde hubo fuertes críticas hacia la policía, arrojó piedras y produjo destrozos en un par de viviendas en el barrio del Plan Federal, donde viven los menores de 14 y 17, que son hermanos.En esa misma noche, a otra, intentaron prenderla fuego.

De todos modos, por un dato erróneo circulado en redes sociales, finalmente fue incendiada una casa, falsamente vinculada con los menores, en otro sector de la ciudad.

Los tres, todos con antecedentes en el fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, fueron liberados del Centro de Contención donde estaban alojados en Bahía Blanca, aunque no volverían por ahora a su barrio. En redes sociales, se difundieron fotos de algunos de ellos, por lo que en la Fiscalía de Ungaro abrieron un expediente para investigar quién las distribuyó y publicó, en violación a las leyes que protegen la identidad de los menores involucrados en delitos.

En las próximas horas, la causa principal por la muerte de Agustina pasará a la Fiscalía 5 de Homicidios, a cargo de Jorge Viego. Mientras el servicio de emergencia municipal deberá informar por qué la ambulancia tardó más de media hora en asistirla, en la policía buscan determinar si un efectivo impidió que a la chica le realizaran maniobras de RCP cuando agonizaba, como denunció un joven.

 

fuente clarín

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.