Acribillan a tiros a un lugarteniente de Los Monos y a otros dos hombres

Policiales
Lectura

"Pajarito" Fernández respondía a "Guille" Cantero, el jefe de la banda que fue condenado a 22 años de cárcel.

 

El ataque fue brutal. Los investigadores recogieron en la escena del crimen, donde acribillaron a tres hombres, 30 vainas servidas. La ejecución fue certera y planificada. Al llegar a la casa de Liniers al 200, en Granadero Baigorria, al norte de Rosario, Ezequiel Fernández, José Fernández y Gerardo Abregú fueron emboscados. Eran las 16.40. A plena luz del día, con chiquitos jugando en la calle, los sicarios se pusieron a la par del Chevrolet Corsa en el que viajaban las víctimas y dispararon con armas de guerra. La emboscada sangrienta y precisa, tuvo el resultado esperado: un triple crimen que obligaba a los investigadores a trabajar sobre múltiples pistas y antecedentes.

Algunas de las víctimas habían participado en resonantes delitos. Ezequiel “Parásito” Fernández estaba prófugo de la Justicia desde el año pasado, cuando se comprobó su participación en un secuestro extorsivo planificado desde la cárcel por Ariel “Guille” Cantero, el líder de la banda narcocriminal Los Monos que fue sentenciado la semana pasada a 22 años de prisión.

Los capos de "Los Monos", ayer, en el comienzo del juicio. Foto Juan José García.

Ariel "Guille" Cantero, de anteojos, y el resto de los miembros de la banda que fueron condenados en Rosario. Foto: JUAN JOSE GARCIA

“Parásito” era el encargado de ejecutar el plan de Cantero: secuestrar a personas vinculadas al mundo narco para obtener “plata fácil”. Era quien conseguía los recursos materiales y humanos. Sin embargo, el 9 de septiembre pasado se equivocaron con el primer objetivo y la idea fue advertida y abortada: en lugar de alguien con poder “levantaron” en la calle al hijo de un carnicero, un trabajador metalúrgico al que luego liberarían al advertir el error. En las escuchas Cantero, con ironía, le dice a “Parásito” que le pida al carnicero “un par de kilos de asado” para liberar al hijo.

Aunque el caso avanzó en la Justicia Federal, el procesamiento contra Cantero quedó anulado. “Parásito” permanecía sin embargo prófugo en esta causa.

José Fernández, también asesinado el lunes a la tarde, era hermano de “Parásito”, pero no el que también había estado implicado en los secuestros (Nahuel Fernández) y que luego quedó desvinculado.

Abregú, al que apodaban “Abuelo”, estaba mencionado en homicidios y en robos a bancos. Los investigadores evaluaban anoche también una pista que podría unir el triple crimen con otro asesinato registrado la semana pasada en la zona.

Con el episodio ocurrido en Granadero Baigorria, los homicidios escalaron en el Gran Rosario a 20 en los 16 días de abril. El total de crímenes este año en el Departamento alcanza los 72 casos, contra 47 en el mismo período de 2017. Sólo entre el sábado a la noche y la tarde de este lunes fueron siete.

El fiscal Florentino Malaponte, a cargo de la investigación de estos episodios, admitió que en las últimas tres semanas se vienen repitiendo un número de homicidios “que quizás es un poco más elevado que lo que venía pasando hace uno o dos meses”.

“En los últimos cuatro días ocurrieron cuatro homicidios y eso genera una alarma. Es algo que preocupa, que es palpable y que llama la atención”, consideró Malaponte al mediodía. Unas horas más tarde le notificaron que debía comenzar a trabajar en un triple crimen.

 

fuente clarín

autor Mauro Aguilar

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.