El chico que fue con un arsenal al colegio llamó el mismo al 911

Policiales
Lectura

Tenía una Bersa, un pistolón y un cuchillo. Aseguran que no sufría bullying y que hasta era delegado del curso.  

Tenía dos armas cargadas y un cuchillo en la mochila. Así fue el viernes a la escuela secundaria N°6 José Felix Bogado de Ramos Mejía un alumno de 14 años.

El chico, que cursa 3° año, había subido videos a las redes sociales mostrando su arsenal. Las imágenes fueron grabadas el mismo día en el baño y en el patio colegio, pero trascendieron después de que se encontraran las armas.

"Van a morir todos", escribió sobre su video en Snapchat. Pero según el papá de uno de sus compañeros, no tenía intención de lastimar a los demás. No era víctima de bullying y hasta había sido elegido delegado en su curso.

Este lunes las clases comenzaron normalmente. Hasta que a las 9.30, con funcionarios del Ministerio de Educación y padres reunidos en la dirección, se alertó sobre una amenaza de bomba. Lo mismo pasó el jueves a la noche -se cursa en 2 turnos, más el superior nocturno-, y dos veces antes esa misma semana. Ante la duda de los padres, el viernes asistieron menos alumnos a la escuela y menos chicos compartieron el recreo con ese compañero que tenía tres armas escondidas.

A las 10.30 del viernes, el 911 recibió una llamada del propio alumno en la que decía que se iba a suicidar. En lugar de enviar a dos oficiales de turno, el subcomisario Solís, de la comisaría de Lomas de Millón, decidió acercarse él mismo al establecimiento.

Según fuentes de Educación, los policías llegaron al colegio, preguntaron por el alumno y dijeron por qué lo buscaban. Se suspendió el recreo y el director fue a buscar al chico armado al patio.

Junto a un profesor tutor -que oficia como preceptor pero para cada curso-, lo contuvieron en una aula. Los tres solos. Dos oficiales ya estaban en la Secretaría y su mamá y su padrastro ya estaban en camino a ese colegio de La Matanza.

En la oficina del director, el alumno confesó: "Traje esto":

  • Un cuchillo
  • Una pistola Bersa, calibre 380, serie N°18.952. Con cargador completo: 13 cartuchos más 1 en la recámara.
  • Pistolón Safari, calibre 32, doble caño. Tenía dos municiones en la recámara.

En la mochila también tenía 20 proyectiles, 5 cartuchos calibre 32, 16 cartuchos 1270 y un cartucho de menor calibre.

Hay unos 100 metros entre la dirección y el aula donde se contuvo al menor. El director caminó hacia ahí con el arsenal en la mochila, cuando ya no quedaba un solo alumno en el recreo.

El vicedirector y el profesor tutor se quedaron con el alumno, que atravesaba una crisis de llanto.

Junto a Solís, al director y a dos policías que confeccionaban el acta, estaba la madre y el padrastro del menor. Durante esa requisa, se escapó un disparo del pistolón Safari. La bala impactó en uno de los muebles de la dirección. No hubo heridos y resta saber cuál de los oficiales gatilló por accidente.

Después de contactarse con la Policía, el chico había llamado a su casa.

Nicolás, papá de un compañero del adolescente, dijo a TN que un preceptor y el director de la escuela "contuvieron al nene para sacarle el arma". En el video, el chico dice "van a morir todos". Pero el hombre desestimó que fuera a lastimar a sus compañeros. "Hay muchos videos en las redes de que el chico iba a matar. Si bien está en el video no es así, lo que se sabe, porque mi hijo es compañero, es que el nene venía con muchos problemas familiares y que iba a hacer algo para irse de la escuela. Ese día también había pocos alumnos en el curso por una amenaza de bomba", explicó.

El chico de 14 años había hecho una amenaza por Twitter y en el video en Snapchat también dijo: "Ya no hay vuelta atrás. Bang bang". "Lo que nos sorprende es que él era delegado del curso, los representaba a todos. Un compañero excelente y muy querido", agregó el padre de su compañero, y confirmó que no era víctima de bullying.

Las armas, todas registradas ante el RENAR, son del padrastro. El adulto, que tiene como hobby la caza, declaró que estaban escondidas y que no tenía conocimiento de que el alumno supiera dónde estaban.

Durante esta mañana, se realizó una reunión entre los padres de los compañeros del chico -que sólo estuvo demorado unas horas en la comisaría- y el director de esa secundaria. Por el incidente se abrió una causa por "tenencia ilegal de arma y munición de guerra".

Mientras la investigación sigue su curso en la fiscalía N°5 de San Justo -a las 9 estaba citada la madre y la representante legal y técnica de la región 3°- y el chico ingresó al Hospital Paroissien, las autoridades de Educación esperan el parte de salud y la pericia psiquiátrica para evaluar si a futuro podrá volver no sólo a esa escuela, sino a cualquier otra. Habrá que determinar si no representa un peligro para otros ni para él mismo.

fuente clarín
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.