Eliminarán comisarías porteñas y recortarán el poder a sus jefes para combatir la corrupción

Policiales
Lectura

Son los planes del gobierno porteño para los próximos dos años. Las seccionales se dividirán en 15 comunas.

Los porteños irán despidiéndose de a poco del comisario de barrio. Ese modelo de mando personalista comenzará a verse cada vez menos, con la reducción del número de seccionales –hoy son 54–. No está definido aún cuántas quedarán; pero sí, que habrá 15 comisarías comunales. Es uno de los cambios más importantes que tendrá la Policía de la Ciudad, que hoy cumple un año desde su creación cuando fue sancionada la Ley de Seguridad Integral. El gobierno porteño busca así “mayor transparencia y cercanía con los vecinos”.

El poder de los comisarios ya se vio sensiblemente recortado desde que las brigadas, muchas veces acusadas de pedir coimas, dejaron de estar bajo su órbita. Ahora esos policías dependen de la Superintendencia de Investigaciones. Y en las futuras seccionales comunales seguirán separadas del comisario a cargo de la prevención. En cada una habrá un jefe de la misma jerarquía que el comisario para dirigir a las nuevas brigadas, que llevarán otro nombre.

Eliminarán comisarías porteñas y recortarán el poder a sus jefes para combatir la corrupción

La Policía de la Ciudad

A los jefes también les sacaron el manejo de los proveedores. Ahora las compras las deben hacer a través de un sistema que depende del Ejecutivo. También se reemplazó la Auditoría de Asuntos Internos por una Oficina de Transparencia y Control Externo a cargo de civiles, en lugar de policías.

“La postura sigue siendo ‘tolerancia cero’ a la corrupción”, afirmó el ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, durante un balance sobre el primer año de la Policía de la Ciudad. “Dividimos las comisarías en dos, con esquemas de reporte a los superiores separados”, adelantó el funcionario a Clarín. En los hechos, habrá un jefe dedicado a la gestión de los recursos para brindar seguridad y otro que estará a cargo de esclarecer los delitos denunciados.

Eliminarán comisarías porteñas y recortarán el poder a sus jefes para combatir la corrupción

La Policía de la Ciudad.

La reorganización de las comisarías arrancará el año que viene y seguirá en 2019. Convergerá además con las ocho circunscripciones actuales heredadas de la Policía Federal. En el gobierno porteño dicen que mejorará la asistencia a las víctimas, la distribución de los agentes y habrá más recursos para la Policía Científica y el área Violencia de Género.

Quienes conducen la nueva Fuerza, que cuenta con 23.692 agentes, son prudentes a la hora de hacer balances: “Vamos en el camino correcto”, se limitan a decir. Es que el primer año de la Policía de la Ciudad no fue fácil. Por lo menos, no el que imaginaban los funcionarios: a los tres meses de su puesta en marcha, su primer jefe, José Pedro Potocar, fue preso en una causa, a cargo del fiscal José María Campagnoli, que investiga una caja negra en la comisaría 35° en épocas de la Federal. Potocar recuperó su libertad tras el pago de una fianza de $ 100 mil en agosto, pero sigue imputado.

“El golpe se sintió –reconoció Ocampo–. Pero el modelo estaba lo suficientemente bien planteado para seguir adelante”, dijo. No obstante, destacó que “operativamente” la Fuerza no se vio afectada.

Eliminarán comisarías porteñas y recortarán el poder a sus jefes para combatir la corrupción

El ex jefe de la Policía de la Ciudad José Pedro Potocar. DyN

Desde la salida de Potocar, quien conduce la institución es el secretario de Seguridad, Marcelo D'Alessandro, secundado por el comisario mayor retirado Carlos Kevorkian.

Puertas adentro, en el ministerio ven “difícil” un regreso del ex jefe de Policía por más que sea declarado inocente. Aunque dicen que no dudan de su “compromiso con las políticas de cambio” que demostró al ser designado.

El balance aún no da cifras sobre una suba o baja de los robos. “Estamos terminando de reconstruir el apagón estadístico que tuvimos en los últimos años”, dijo Ocampo. Los primeros datos serán publicados “antes de fin de año” con el mapa del delito de la Ciudad, que tendrá una actualización trimestral. Pero ya admiten que podría haber un aumento de los hechos, por los delitos que antes no se denunciaban.

En las nuevas comisarías las denuncias las tomará un representante del Ministerio Público Fiscal. Ese mecanismo ya funciona en la 20° y la 37°. Así, aseguran que la Policía no podrá disuadir más a las víctimas para que no hagan la denuncia.

El cambio de marcha en la Policía de la Ciudad vendrá acompañado de tecnología. Uno de las innovaciones en estudio es la instalación de un software de detección automática de delitos a través de las cámaras de seguridad.

fuente clarín

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.