El norte salteño es escenario de crímenes y ajustes de cuentas de extrema violencia que, en voz baja y con carteles en marchas, la gente vincula al narcotráfico. Dos fenómenos más se suman al panorama provincial: el cada vez mayor incremento de meta anfetaminas y las nuevas rutas que surcan el chaco salteño y la puna. El secretario de Seguridad bosquejó los logros de la gestión de 18 meses en la lucha contra el tráfico de estupefacientes a nivel nacional y también por las tierras de Güemes.