Asesinaron a otro de los hermanos de Alan Funes, el narco que desató una guerra de bandas en Rosario

Narcotrafico & Terrorismo
Lectura

Un nuevo ataque con el sello narco se produjo pasado el mediodía en Rosario, escenario de una nueva y cruenta guerra entre dos bandas que se disputan el dominio territorial en la zona sur de la ciudad. . Johnatan Funes (izquierda), asesinado cuando salía de visitar a sus hermanos en la cárcel

 

 

 

Un nuevo ataque con el sello narco se produjo pasado el mediodía en Rosario, escenario de una nueva y cruenta guerra entre dos bandas que se disputan el dominio territorial en la zona sur de la ciudad.

 

Johnatan Funes fue emboscado y acribillado cuando salía de la cárcel de Piñero, tras visitar a sus hermanos Alan y Lautaro. Fue interceptado cuando se trasladaba en un Audi A3 color negro en el cruce de la ruta 14 y la A012. Los sicarios lo hicieron bajar del auto, al igual que a su novia, y lo ejecutaron de varios disparos.

 

Este crimen es parte de la seguidilla de homicidios que se produjeron en Rosario tras el enfrentamiento entre dos bandas que pujan por el control de las calles para vender estupefacientes. Son los Funes y los Caminos, ambos relacionados con la barrabrava de Newell's.

 

Es el segundo hermano Alan Funes, líder del grupo, que muere en una situación violenta en menos de un mes. Ulises fue asesinado el 7 de enero pasado en Garay al 1400 por dos sicarios que se trasladaban en una moto. Este joven aparecía ligado a la venta de estupefacientes en un búnker de esa zona.

 

 

 

Tras el crimen de Ulises, Alan y Lautaro, dos de sus hermanos, habían jurado en un posteo de Facebook que iban a "eliminar" a todas las generaciones de los Caminos. La madre de ellos, Mariela Miranda, fue asesinada en 2016 y por ese homicidio fue imputado Alexis Caminos, uno de los líderes de la banda enemiga de los Funes.

 

El sábado fue el turno de Jorge Selerpe, tío de Jorgelina, novia de Alan, a quien dos sicarios mataron en una casa de la zona sudoeste de Rosario. Estaba allí con Damián Gago, que también murió alcanzado por las balas de dos sicarios que iban en moto.

 

 

El último ataque de esta seguidilla de crímenes tuvo como blanco a Jonathan Funes, a quien hombres armados que se trasladaban en una Ford Eco Sport encerraron en la intersección de las rutas 14 y A012. Jonathan había ido a la cárcel de Piñero a visitar a sus dos hermanos Lautaro y Alan.

 

Este último está preso desde hace dos semanas en ese penal, tras haber sido detenido con su novia, la "Chipi" Selerpe. Ambos fueron imputados por el homicidio de Marcela Díaz, que fue acribillada a mediados de enero con una ráfaga de ametralladora mientras viajaba en una moto con su pareja. Díaz es la hermana de Rubén Segovia, alias "Tubi", alineado con el clan de los Caminos.

 

Se cree que el homicidio de Díaz fue parte de la venganza de Funes por el asesinato de su hermano Ulises, a quien habían matado en la puerta de su casa dos sicarios, una semana antes.

 

Alan Funes estuvo prófugo tres semanas luego de que el 1º de enero pasado festejara el fin de año disparando al aire con una ametralladora FMK3. Fue filmado y las imágenes se viralizaron en las redes sociales. El joven, de 19 años, estaba con prisión domiciliaria en la casa de su abuela por un crimen que habría cometido a los 17, en 2016, para vengar la muerte de su madre.

 

El 1º de mayo de ese año Alan se adentró en el pasillo de casas precarias de Ayacucho al 4300, apuntó su mirada y su 9 milímetros contra Julio "Pupi" Solano y lo acribilló. Antes de matarlo alcanzó a decirle que su muerte tenía una razón: vengar el crimen de su madre. Solano murió en el acto, en ese pasillo ancho en cuya entrada hay una enorme palmera que se trenza con la maraña de cables de las conexiones ilegales.

 

fuente lanacion

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.