Las alarmantes cifras que mueve el narcotráfico en Argentina para el consumo interno

Narcotrafico & Terrorismo
Lectura

Solo por la venta ilegal de cocaína y marihuana, las bandas mafiosas embolsan unos 21.000 millones de pesos, el equivalente al presupuesto en salud de la provincia de Buenos Aires

 

Anualmente, en la Argentina, se consumen en promedio 13.341 kilos de cocaína y 184.991 kilos de marihuana. Solo por la venta ilegal de estos estupefacientes, las bandas mafiosas embolsan 1.080 millones de dólares, unos 21.000 millones de pesos, o el equivalente al presupuesto en salud que se destina en la provincia de Buenos Aires. Estas cifras, brutales por dónde se las analice, sirven para comprender el porqué de la lucha que a sangre y fuego protagonizan las bandas mafiosas en los barrios más postergados para instalar bunkers y kioscos de venta de drogas minorista o al "menudeo".

 

Según los cálculos realizados por Martín Verrier, el Subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico, consultado por Infobae para esta investigación, el consumidor de marihuana, gasta unos 7.200 pesos anuales en marihuana. Los de cocaína, y siempre ponderando las cifras promedio, desembolsan unos 25.200 pesos por año, dinero que termina lubricando los engranajes del poder narco.

 

Fortunas manchadas con sangre

 

La rigidez de la matemática es indiscutible. El volumen de cocaína adquirida a los punteros narcos, o a los dealers, a los pasadores o traficantes, a través de distintas modalidades, generan un pasamanos, de los clientes cautivos por su enfermedad, la adicción, de unos 5.943 millones de pesos, o 297 millones de dólares.

 

Si hablamos en números fríos, y contra lo que comúnmente se cree, el comercio local de marihuana es mucho más "rentable" que el de la cocaína. El consumo de ese psicotrópico engorda los bolsillos narcos con 16.227millones de pesos anuales promedio, o su equivalencia en dólares -tomando a la divisa norteamericana a la cotización de 20 pesos- de 811 millones.

 

El cannabis tiene otra "ventaja" que la hace más rentable sobre el clorhidrato de cocaína. Su producción es menos costosa; no se requiere de refugios ocultos para producirla, ni traficar precursores químicos -cada vez más controlados-, y en su cadena de elaboración y distribución se emplea menos mano de obra.

 

Según los cálculos realizados por la Subsecretaría de Lucha contra el Narcotráfico, organismo que depende del ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, la comercialización ilegal de las dos principales drogas consumidas en nuestro país, mueven unos 1.108 millones de dólares.

 

Esa cifra es similar a la que invertirá YPF este año en 20 proyectos de pozos pilotos en los bloques que opera en el megayacimiento de Vaca Muerta, y que le permitirá incrementar la producción de recursos no convencionales.

 

Recién cuando se toma la dimensión de esta montaña de dinero, con la cual se compran voluntades de funcionarios de todos los poderes del Estado, se comprende el real poder narco en la Argentina, y la razón por la cual estas bandas mafiosas, gran parte de ellas formadas por clanes familiares, se disputan el territorio sin importar los cadáveres que dejan atrás, o los años de cárcel con los que pueden ser penados. También es una manera de comprender los intentos del narcotráfico por avanzar en la Argentina.

 

Como se verá más adelante, cada una de las cifras volcadas en esta nota, tiene un origen y un fundamento que llevo a este trabajo a ser considerado único. Los datos oficiales desgranados en cada párrafo que preceden y anteceden a este, fueron obtenidos a través de un minucioso relevamiento sobre el "mercado de la droga" en el país. Los cálculos están basados en los entrecruzamientos de estadísticas sobre los decomisos de drogas realizados por la fuerzas federales, los cargamentos narcos que se estima cruzaron las fronteras nacionales y terminaron en otros puntos del mundo, como Europa, y el consumo promedio de los adictos.

 

También se tomó en cuenta las investigaciones realizadas por la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (que mantiene su acrónimo como se la conocía antes SEDRONAR), y que comandada por Roberto Moro, entre otras variables.

 

Consumo alarmante

 

  El secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco. (NA)

El secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco. (NA)

Sobre estos puntos centrales, Infobae consulto a Eugenio Burzaco, el Secretario de Seguridad del Ministerio de Seguridad de la Nación.

"Los más relevante sobre el avance del narcotráfico en nuestro territorio es que prácticamente se duplicaron los niveles de decomisos, tanto en cocaína, metanfetaminas y marihuana- esta última a niveles record- y en buena medida por el trabajo de investigación y de inteligencia que se realiza".

 

Para el funcionario, en la gestión de los gobiernos anteriores, "el ochenta por cuento de los decomisos se obtenían a partir de controles físicos, por ejemplo, en las fronteras, en cambio, hoy en día, tiene mucho más que ver con las investigaciones criminales que llevan adelante las fuerzas y que permiten llegar a resultados concretos mucho más elevados que el simple decomiso en la ruta".

 

Para Burzaco, esta metodología de lucha contra el narcotráfico, le permite a las autoridades y a la justicia federal "desarticular las bandas enteras, es decir los que trasportan las drogas, los que las guardan en galpones, los que la distribuyen, tanto de manera mayorista como minorista por esa razón también aumentamos en un cincuenta por ciento el número de detenidos".

 

El secretario de Seguridad también coincide en que el nivel de consumo de estupefacientes en nuestro país, y muy especialmente entre los jóvenes, es alarmante. "Lamentablemente, los datos recientes de la SEDRONAR nos marcan que los niveles de prevalencia de consumo de drogas, fue aumentando en los últimos diez o doce años. En cocaína estamos entre los países de mayor consumo por cantidad de habitantes, y con respecto la marihuana, salvo Chile, somos el país más importante de la región".

 

Sobre este panorama, que parece desolador, Burzaco revela una situación positiva y que muy pocas veces son tomadas en cuenta por el ciudadano promedio: "Lentamente el precio de la sustancia la hace menos accesible para los más jóvenes. A medida que nosotros secuestramos una mayor cantidad de drogas, afectamos la oferta y el precio en la calle sube. Hay una realidad. Durante muchos años, al haber tan poco control, la droga, más que ingresar a la Argentina para ser 'exportada' a otros países; pagaba a los estadios intermedios del narcotráfico, en droga, y eso hacía que haya más estupefacientes disponibles en el mercado. En estos casos él precio de las dosis bajaba por ende terminaba impactando en un mayor consumo. Nosotros estamos convencidos que afectando el narcotráfico en general, lento, pero sostenidamente, vamos a ir bajando el consumo que hay en el país".

 

El "mercado de la cocaína"

 

  

Para Martín Verrier, el Subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico, estimar el mercado anual nacional de cocaína resulta más complicado que el de marihuana ya que "existen canales de ingreso de cocaína que busca salida, principalmente, a Europa".

 

Siempre tomando como medida el "mercado local" de cocaína, es decir lo que se consume, en la actualidad "la prevalencia mensual de cocaína es del 0,7% para la población de 12 a 65 años". En consecuencia, sobre una franja etaria de 18.960.593 personas, la cantidad de consumidores mensuales es estima en unas 132.351 personas, según los datos de la SEDRONAR.

 

Ese estudio determinó que el adicto promedio consume unos 8,4 gramos de cocaína al mes. Es decir que esos 132.351 consumidores de cocaína compran en el mercado ilegal unos 13.341 kilos de clorhidrato de cocaína. A esas toneladas hay que sumarle lo decomisado por las fuerzas del estado que en 2016 fue de 8.431 kilos de cocaína. Para completar la ecuación final, a estas toneladas -las secuestradas y consumidas- le falta sumar la cantidad "exportada" desde la Argentina al mundo y que no fueron interceptadas por las autoridades.

 

Verrier sugiere que una opción, "la de máxima podría ser tomar como cálculo exagerado los 2.000 kilos de cocaína correspondientes al caso denominado 'Bobinas Blancas' en el año 2017". De esa forma, el cálculo sobre el mercado total anual de cocaína en argentina rondaría los 23.772 kilos. Con esas cifras en la mano, Verrier también estimó que la "tasa de incautación de cocaína a las organizaciones narco puede ser estimada en un 35,5%".

 

Este número sería como mínimo tres veces superior a las estimaciones de los años 90, cuando las autoridades del ministerio de Seguridad habían establecido que el nivel de decomiso de cocaína era del 10% de la droga que ingresaba a nuestro país.

 

Pero volvamos a la calle, o a los pasillos de las villas. De acuerdo con los resultados del programa de Precio y Pureza de la Subsecretaria de lucha contra el Narcotráfico, el valor promedio de cada una de estas dosis es de unos 250 pesos. Por tanto, el mercado anual se puede estimar en unos 5.943 millones de pesos, o 297 millones de dólares.

 

Por eso, según los cálculos del ministerio de Seguridad de la Nación, cada consumidor de cocaína gasta por año unos 25.200 pesos.

 

El "mercado de marihuana"

 

  

Estimar el mercado de la marihuana resulta más simple que hacerlo con el de cocaína; éste consiste básicamente en el consumido en el país y el incautado, existiendo una cantidad menor y difícil de precisar que es trasladada a Chile para su comercialización.

 

Para Verrier, "en términos de la cantidad que se consume, su estimación no resulta simple", pero aclara que para llegar a esa conclusión, "se tomó de base la prevalencia mensual de consumidores, para poder obtener así la cantidad de población entre 12 y 65 años que consume habitualmente".

De 18.960.593 personas que se ubican en dicha franja etaria, 1.027.729 consumen marihuana al menos una vez al mes de acuerdo con el Observatorio Argentino de Drogas, dependiente de la SEDRONAR.

Esta cifra representa una prevalencia mensual para el consumo de marihuana del 5,4%.

 

De acuerdo con ese estudio, cada consumidor promedio de marihuana fuma unos 15 cigarrillos mensuales. Según el último estudio de la Organización Mundial de la Salud, cada "faso" pesa, como máximo, 1 gramo. Es decir que cada adicto consume unos 15 gramos. Un equivale a 180 gramos anuales, y a un gasto anual de 7.200 pesos.

 

En la Argentina, el mercado total de consumidores habituales de marihuana es de 1.027.729 y esto representa unos 184.991 kilos anuales destinados al consumo.

 

"Si a esa cifra -explica Verrier- se le suma lo incautado 2016, es decir 160.553 kilos anuales, tendríamos, en principio, un mercado de 345.544kilos anuales. Claro está que esta cifra omite la marihuana que no es incautada y finaliza en Chile para su comercialización en ese país".

 

En el caso de la marihuana, el secuestro del total de droga que ingresa al país es mayor al de la cocaína, llega al 39,6%. Por último, queda por justificar el valor de mercado de esta mercancía con el que arranca esta investigación.

 

El subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico lo explica así: "Evitando contemplar el multiplicador monetario para mayor simplicidad, se estimará el precio de mercado de la marihuana como si cada kilo ingresado fuera vendido directamente al mercado minorista. Teniendo en cuenta que cada gramo se vende a unos 40 pesos, tenemos un mercado anual de 16.227 millones de pesos o 811 millones de dólares. Una verdadera fortuna por la que se llega a esclavizar a niños, y a matar a sangre fría

 

fuente infobae

autor Andrés Klipphan

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.