"No hay en el mundo ningún inventario que tome áreas menores a una hectárea"

Sociedad
Lectura
El inventario fue presentado este martes como una herramienta que exige la ley de Glaciares para poder aplicarla.

"Es la base de información para profundizar los otros

instrumentos que tiene la ley y otras políticas públicas ambientales. Es un insumo que tiene que atravesar todas las agendas ambientales de las provincias", aseguró García Espil.

Las provincias son las que tienen autonomía de aplicación sobre su territorio y serán quienes tendrán que auditar aquellos proyectos que estén amenazando glaciares y/o perilgaciares.

"La intención con toda la información del inventario que ya remitimos a las provincias es que se pueda aplicar al ordenamiento ambiental del territorio y a políticas publicas", enfatizó.

Al rededor de la polémica por el límite establecido para inventariar los glaciares (áreas de una hectárea en adelante) sostuvo que desde el 2010 el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianiglia) definió la metodología del inventario siguiendo estándares científicos mundiales que son recomendadas por las instituciones internacionales que rigen en la "World Glacier Inventory" (WGI), la máxima institución que regula los cuerpos de hielo.

"Es necesario aclarar que el inventario viene para sumar en la protección de los glaciares y no para limitar la ley"

"No hay en el mundo ningún inventario que tome áreas menores a una hectárea", sentenció y aclaró que los inventarios son, en el mundo, una herramienta más dentro de la ley.

La metodología elegida para armar el Inventario despertó cuestionamientos entre organizaciones ambientalistas e incluso en el procesamiento que pesa sobre el ex director del Ianiglia, Ricardo Villalba, acusado de favorecer la actividad minera en la causa que investiga la violación a la ley de Glaciares, a raíz de los derrames de la minera Barrick Gold en San Juan.

Lo que protege a los cuerpos de hielo es la ley. El inventario es la información para aplicarla, pero es un instrumento más, no el único, por eso aseguró que a la hora de determinar la posibilidad de explotación de las áreas es necesario tener en cuenta muchas otras variables. "Es necesario aclarar que el inventario viene para sumar en la protección de los glaciares y no para limitar la ley", aseguró.

La ley establece que el inventario debe actualizarse cada cinco años. Desde el Ministerio de Ambiente y el Ianiglia manifestaron que ese será el próximo paso que para definir los criterios metodológicos de actualización.

Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.