Excavaron en la plaza del Obelisco para homenajear a un prócer de la Primera Junta

Sociedad
Lectura

El historiador José Cuello excavó la Plaza de la República en busca de la tierra del lugar donde reposaron los restos de Manuel Alberti. Lo hizo en

el marco de una investigación sobre el cura que le dio su nombre a una localidad del partido bonaerense de Pilar que llevará el título “Manuel Alberti, Presbítero del encuentro” próximo a editarse.

“Cuando estaba finalizando el trabajo me surgió un interrogante. ¿Qué pasó con los restos de Manuel Alberti? Así descubrí que el cura que participó como vocal de la Primera Junta de Gobierno falleció en 1811 y fue enterrado, según él mismo lo había pedido por escrito, en la iglesia San Nicolás de Bari, ubicada en donde ahora se encuentra el Obelisco”, relata Cuello.

Sin embargo, la historia no terminó allí ya que en 1936, cuando se construyó el Obelisco y se ensanchó la Avenida 9 de Julio, se demolió la iglesia y se reemplazó por una del mismo nombre ubicada sobre la avenida Santa Fe.

“No encontré datos fehacientes de que su cuerpo fue removido y trasladado a una tumba en el cementerio de La Recoleta, así que tengo la teoría de que sus restos pudieron haber quedado olvidados bajo el ícono porteño”

Fue así como el historiador nativo de la localidad de Alberti solicitó los permisos a las distintas direcciones y dependencias del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: la Dirección de Espacios Verdes de la Ciudad de Buenos Aires y la Dirección General de Mantenimiento del Espacio Público Comunal, quienes pusieron a su disposición a una cuadrilla de la empresa “Zona Verde”, empresa que trabaja para el Gobierno de la Ciudad.

“Cavamos profundo y recogí tierra para llevar a Alberti y que forme parte de un monolito en homenaje al presbítero, ya que éste fue el último suelo en el que descansó. También dejé en la Plazoleta de la República tierra de Alberti, para que quede por siempre en el corazón del país tierra pilarense”.

Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.