Cuáles son los riesgos de la lipoaspiración, la segunda cirugía estética que más se hace en Argentina

Sociedad
Lectura

La muerte de una mujer de 41 años luego de someterse a una lipoaspiración reabrió el debate sobre los riesgos de este tipo de intervenciones, que en el país son muy

frecuentes. Según datos de un organismo internacional, es la segunda cirugía plástica que más se practica en la Argentina.

El dato surge del último ranking difundido por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS). Según este relevamiento, Argentina es el segundo país con mayor cantidad de intervenciones de Sudamérica y está 16 a nivel mundial. En el último año hubo 272.420 cirugías estéticas.

Según la ISAPS, "hacerse las lolas" continúa siendo el procedimiento cosmético más popular del mundo, con el 15.8% de todos los procedimientos quirúrgicos. Muy cerca en el segundo lugar se encuentra la liposucción (14%).

¿Qué es la lipoaspiración? Es una intervención que consiste en retirar los excedentes adiposos de determinadas aéreas del cuerpo. Existen diferentes métodos a través de los cuales se puede remover esta grasa: la lipoaspiración convencional -que consiste en colocar unas cánulas que rompen y extraen la grasa-, la lipoaspiración con láser -para la cual se pasa una fibra óptica en la región para transformar la grasa en aceite y luego se extrae con cánulas- y, por último, existe la lipoaspiración ultrasónica -donde se utiliza el ultrasonido para licuar la grasa y se extrae con cánulas más finas-.

Entre los riesgos principales se encuentran la aparición de hematomas o asimetrías, mientras que las complicaciones más graves son la embolia grasa, que se produce por un micro trauma en los vasos sanguíneos, la grasa migra a través del vaso traumatizado y hace la embolia en algún sector. Estos son los casos en los que el riesgo puede ser mortal, aunque los especialistas advierten que los principales problemas se dan cuando se hacen en consultorios (está prohibido) o sin los elementos necesarios.

En ascenso

En el ranking mundial de cirugías estéticas, la Argentina está justo después de Grecia -donde sobran las clínicas de belleza y los precios son más accesibles que en el resto de Europa- y antes de Venezuela, que por la crisis política y social dejará de figurar en el ranking.

Pero la cifra local de la Encuesta Global de Estética tiene un dato llamativo este 2018. Hace 5 años, Argentina ocupaba el puesto 21, con un total de 145.439 intervenciones de este tipo en 12 meses. El aumento sustancial se dio pese a que el dólar que fue in crescendo, que repercute en el costo de los insumos importados, vitales para toda la industria de la estética en Argentina.

Aún así, con un dólar ahora rondando los $ 28, nada dice que caiga varios puestos en el próximo ranking. Los especialistas consultados por Clarín coinciden en que "a los argentinos les gusta operarse" y en que "son reincidentes en el quirófano".

Eso incluye a los a los retoques no invasivos, donde se impone el botox. Se conoce por el nombre de su marca porque "toxina botulínica" suena puntiagudo. Relaja temporalmente el músculo en el que se aplica, atenuando las arrugas de expresión. Está primero con 4,627,752 procedimientos y un aumento del 7% en los últimos 12 meses a nivel mundial.

Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.